SEGUINOS

NACIONALES

2002: Ruckauf decidió echar a su vicecanciller Jorge Faurie

El 16 de agosto de 2002, el diario Clarín publicaba: Jorge Faurie es la primera víctima política del escándalo por las cuentas menemistas en Suiza. Dejará de ser el vicecanciller de la Argentina en los próximos días, y su lugar lo ocupará el economista Martín Redrado, actual secretario de Comercio y Relaciones Internacionales de la Cancillería.

Faurie fue quien, como director de Ceremonial de la Cancillería, le renovó el pasaporte diplomático a su amigo, socio y secretario de Menem Ramón Hernández. Ese tipo de pasaportes permite pasar las aduanas sin control en los aeropuertos del mundo, y Hernández no lo devolvió.

"El embajador Faurie va a ser destinado a fines de mes a una importante embajada argentina y el nuevo vicecanciller será Martín Redrado", adelantó anoche a Clarín una alta fuente del Palacio San Martín. La "importante" sede diplomática a la que se mudará sería la soleada Lisboa. De paso, la misma fuente reveló que el diplomático Juan Carlos Kreckler fue designado como el nuevo embajador argentino en Dinamarca.

La posibilidad del traslado del hasta anoche vicencanciller comenzó a tomar forma esta semana, después de que este diario revelara también las vinculaciones comerciales de Faurie con Hernández, en plena guerra entre menemistas y duhaldistas.

El número dos de Carlos Ruckauf todavía hoy es socio en Costes S.R.L. de Hernández, quien tiene domicilio legal en el Alvear Palace Hotel. El propio Faurie, un diplomático de carrera de abiertas simpatías con el justicialismo, explicó que constituyó Costes S.R.L. con Hernández porque tenían planeado poner un restaurante mexicano en el paquetísimo salón Tattersall del hipódromo de Palermo.

"Pero como no se consiguieron los permisos y empezó la crisis económica, decidimos dejar en suspenso el proyecto", le dijo a este diario. Y además justificó su decisión de mantener la empresa en el anonimato patrimonial: "No debo declarar esta empresa porque no llegué a poner un peso", se defendió.

No hizo falta que dijera mucho más para que el canciller Ruckauf impulsara su salida elegante. Después de todo, el diplomático fue también su jefe de Ceremonial en la provincia de Buenos Aires hasta que dejó la gobernación. Pero ya no hay espacio para grises en el justicialismo. Y Faurie tiene claramente más vínculos del lado riojano que del bonaerense.

https://www.clarin.com/politica/ruckauf-decidio-echar-vicecanciller_0_B1al-NVlAYe.html

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas