SEGUINOS

REGIONALES

A 45 años de la tragedia de la lancha Pirizal en el río Paraná

La madrugada calurosa del lunes 8 de enero de 1973, fue escenario de una de las peores tragedias náuticas de las que tengan memoria encarnacenos y posadeños. Unas 38 personas murieron ahogadas o quemadas en el naufragio de la lancha de pasajeros de bandera paraguaya “Pirizal”, mientras que apenas 22 pudieron salir, relativamente enteras, del infierno.

Domingo Amarilla con sus 87 años es un sobreviviente que pidiendo disculpas a los familiares recuerda según sus propias expresiones “como si fuera ayer". "Recuerdo cómo algunos hombres se quedaban y se arrojaban al río desesperados", dijo. Los recuerdos de algunos supervivientes aún hoy mantienen viva la imagen del fuego en el medio del Paraná y los gritos de las víctimas.

En el incendio de la embarcación y posterior naufragio de la lancha de pasajeros “Pirizal” ocurrido en medio del río Paraná frente a Posadas y Encarnación, murieron ahogadas unas 38 personas.

El diario El Territorio de la ciudad de Posadas en su edición del martes 9 de enero de 1973, publicó: 
La crónica registra en detalles todo lo concerniente al siniestro. Según la lista respectiva, el pasaje estaba compuesto de cincuenta y siete personas a lo que debe agregarse dos más que formaban la tripulación

El incendio de la lancha “Pirizal”Pocos minutos después de zarpar la lancha “Pirizal” del puerto de Encarnación, a unos 1000 metros de la costa paraguaya, con 57 pasajeros y dos tripulantes a bordo, siendo las 2:30 de ayer, por causa aún no bien esclarecidas, se incendió repentinamente, cobrando las llamas rápido incremento.

La nave, que efectuaba el servicio del Casino de Encarnación, a pocos segundos ardía de popa a proa, debido a la pérdida de nafta acumulada. La embarcación, de 10 metros de eslora y 2,50 de manga tenía capacidad para 75 pasajeros.

Divisadas las llamas desde la costa argentina, a las 2:35, salió la lancha patrullera L.P. 211 de Prefectura Naval Argentina, con el correspondiente personal de la repartición. Mientras tanto, la lancha siniestrada se desplazaba al garete, a una velocidad de 8 a 10 kilómetros por hora. Muchos de los sobrevivientes que se tiraron al agua fueron recogidos por la lancha patrullera. 

A las 2: 40, salió otra lancha a cargo del prefecto principal Pío Estanislao Flores. Varios sobrevivientes fueron avistados en la zona del club náutico Pirá Pyta y el Balneario Municipal. Otros pudieron salvarse en la Isla del Medio y algunos en la costa paraguaya. Hasta las 16:00 horas del día lunes 8 de enero, se constató un total de 23 sobrevivientes y siete cadáveres y, los pasajeros restantes, desaparecidos. (Más Encarnación)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas