SEGUINOS

POSADAS

A la espera de los radares: las huellas de los accidentes en la Costanera de Posadas

Porque todo parece indicar que con los lomos de burros, como reducidores de velocidad, no alcanza. La extensa avenida ribereña capitalina muestra las señales en distintos tramos de los impactos vehiculares que se produjeron, algunas con saldo fatal. Uno de los puntos críticos de circulación lo constituye la zona de la rotonda de la colectora del Acceso Sur. Un poco más antes y varios metros después se pueden observar las marcas de las colisiones contra las barandas protectoras. También en la cinta asfáltica, como marcado a fuego, las estrellas amarillas recuerdan a las víctimas. Como posible respuesta a la problemática vial se pensó en la instalación de radares. En Misiones hay 12 debidamente homologados, están distribuidos en Garupá, Colonia Victoria, Campo Grande y en las rutas 12, 14 y 105.

El dispositivo implementado parece ser, para muchos, la solución al problema y una forma de detener progresivamente el agregado de más víctimas fatales que muestran las estadísticas.

En tanto, algunos automovilistas indicaron que un sector de conflicto vehicular sucede en la rotonda de acceso Sur próxima a la playa de Miguel Lanús, debido a la característica que presenta en su construcción, considera como “deficiente”, por lo estrecha para la correcta circulación.

En tal sentido, el director del Consejo Provincial de Seguridad Vial, Juan Carlos Cuenca, comentó que en Jardín América pusieron en marcha un radar móvil un lunes; ese día seis mil autos cruzaron en 11 horas y hubo 600 infractores que excedieron la velocidad máxima. El viernes en el mismo lugar únicamente 100 no la respetaron. “Si la gente ve que se controla, saca el pie del acelerador y eso nos pone contento”, indicó.

Hay cuatro radares móviles recientemente puestos en funcionamiento hace poco que trabajan sobre la ruta 12 y 14 en zonas no urbanas donde hay límites de velocidad. En ese sector la velocidad máxima tiene que ser debidamente identificada, sostuvo por su parte Luis Di Falco, magister en Seguridad Vial y, además, Instructor Profesional de Técnicas de Conducción Vehicular. “Estamos hablando de ocho radares móviles debidamente habilitados”, agregó.

Recordó que hay un radar fijo en Garupá que está hace mucho, se encuentra debidamente homologado y hay carteles que lo indican. Hay otro radar móvil en la ruta 105. Esos ocho móviles y dos fijos se suman a los dos radares que también tiene el Consejo Provincial de Seguridad a su cargo.

La lista fatídica

Recientemente Di Falco hizo notar que en Misiones se registran anualmente -según a quien se le pregunte- cientos de víctimas: la asociación Luchemos por la Vida dice que fallecieron 349 personas; sus propios datos estadísticos hablan de 320 aproximadamente; otros 250 y hasta 120

“Tenemos 4 problemas principales en esta materia. La Educación Vial (o la falta de ella); los controles (que hoy no sirven y son obsoletos los que se hacen para prevención); la infraestructura; y el más importante, el compromiso”, manifestó.

Seguidamente mencionó que Misiones tiene 76 municipalidades, pero solamente 2 tiene normativa que establece la prohibición de manejar bajo la ingesta de alcohol. “¿Y en los otros 74 no mueren gente por culpa de los borrachos manejando?”, se preguntó Di Falco.

Radares, debidamente señalizados

Respecto a la implementación de dispositivos para lograr que se reduzcan los accidentes viales señaló que en el mundo se usan hace muchos años. “Sabemos que algunos países vecinos los usan y cuando vamos allá nos cuidamos y los respetamos. Sabemos que si se utilizan bien salvan vidas. No es “la respuesta” salvadora de nuestra realidad con respecto a las víctimas de los accidentes de tránsito, pero sí son una herramienta más para hacer bajar los índices de muertos y de accidentes”, sentenció el profesional con activa participación en campañas de prevención vial.

En una reciente columna de opinión, Di Falco revela que más del 54 % de las víctimas de accidentes de tránsito son en áreas urbanas. “En nuestras ciudades o pueblos. Si. No son en la ruta la mayoría -acotó-. Por eso la respuesta debe ser múltiple. No solo de radares. Apostar únicamente los radares es ver una parte del problema y no la totalidad”, enfatizó.

Di Falco está absolutamente de acuerdo con la instalación de los radares. “Sin ninguna duda. Si a los radares habilitados, Si a los radares bien colocados y bien señalizados”, apuntó.

Descargar Semanario Seis Páginas