SEGUINOS

POSADAS

A los jóvenes no les interesa tanto el éxito personal como encarar innovaciones

El docente universitario e investigador Eduardo Kastika dice que los cambios producidos tienen que ver con la comprensión que la creatividad es una acción de conjunto, de la interacción entre sí de las personas, de la colaboración de unos con otro y no una cuestión individual, como se la perciba anteriormente. En declaraciones exclusivas a Canal 6, observó que “antes era muy valiosa la idea de una persona. Hoy googleás y tenés miles de ideas. Yo hasta no hace mucho podía sentarme a pensar un sistema para aeropuertos, pero ahora lo buscás en Google y tenés miles de sistemas, algunos malos pero otros buenos. Entonces hay que estar preparados”. Lo publica el Semanario /6p en su edición Nº 118.

Además,  señaló que muchas veces llegan profesionales de su equipo a dar clases en la capital provincial y en otras oportunidades lo hace él personalmente. Es lo que sucede en la actualidad: “he llegado para tratar los temas nuevos de la creatividad. Que es una cosa diferente a lo que uno viene haciendo con emprendedores o empresarios porque ellos con técnicos y estudian para ser consultores e investigadores”.



Indicó que en el lapso de dos días estará hablando a unas 40 personas, graduados de distintas especialidades, acerca de “lo más nuevo en creatividad. Porque la creatividad del ser humano empieza a ser vista como mucho más allá de tener una idea, sino que tiene que ver con poder implementarlas, llevarlas a cabo. La creatividad no es algo individual sino grupal, social, de la interacción de las personas entre sí, de la colaboración de unos con otros. Es un cambio profundo, nadie innova solo. Es estar en comunidad, interactuar con otros”.



Habló igualmente de las nuevas tecnologías y sus aportes. “Antes era muy valiosa la idea de una persona. Hoy googleás y tenés miles de ideas. Yo hasta no hace mucho podía sentarme a pensar un sistema para aeropuertos, pero ahora lo buscás en Google y tenés miles de sistemas, algunos malos pero otros buenos. Entonces hay que estar preparados”.



En ese contexto dijo que igualmente le llamaba la atención el hecho en que los jóvenes de 20 a 30 años “ya no busquen tanto el éxito personal, tener prestigio para estar en la conducción sino que se interesen por estar con otros, compartir, sentir nuevas experiencias. Anteriormente a mí me gustaba Spinetta o Charly garcía pero era un mundo alejado del tango y a su vez estos ambientes alejados del folklore. Hoy los chicos escuchan todo, y me encanta esa aceptación de la diversidad”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas