SEGUINOS

POSADAS

A los médicos les llama la atención las demandas millonarias por presunta mala praxis

No es una novedad. En los últimos años, los médicos son presa de demandas por presunta mala praxis que, en la mayoría de los casos, ni siqueira llegan a juicio pero que, en la sustanciación de tan enojoso planteo alteran la relación médico-paciente y encarecen los ya altos costos. El doctor Roberto Andrés Boratti, secretario de la Federación de Clínicas y sanatorios de Misiones, dijo en declaraciones al Semanario /6p que lo que les llama la atención es la cantidad de demandas “en mucho mayor cantidad que en las demás provincias” y también por valores millonarios. Con todo lo que supone de distorsiones en el ámbito judicial: “peritajes, honorarios de los abogados, gastos administrativos, pérdida de tiempo.

Porque estas denuncias no llegan a resolverse en juicios, una situación que inclusive se da a nivel nacional. Según las estadísticas de la Asociación Civil Médicos Integrados (Acami), en Argentina cada año son denunciados por mala praxis 700 médicos. Sin embargo, sólo en el 6% de los casos el juicio concluye en una condena. El otro 94%  de las demandas nunca llegan a ser debatidas en la Justicia por diversas razones, entre las que pueden contarse la falta de argumentos válidos, la enorme cantidad de arreglos extrajudiciales producidos porque las indemnizaciones requeridas por los pacientes son tan altas, que los médicos prefieren cerrar los casos de este modo, o porque los procesos duran años antes de llegar a la instancia del juicio, sobre todo porque la presentación de pruebas no siempre es algo sencillo de lograr, infiere la entidad.



Para el titular de abogados de Misiones, Rodrigo Bacigalupi la cuestión difiere de la prática de los cuervos con los accidentes de tránsito. “Lo que sucede es que en general, hay seguros de por medio que encaran procesos destinados a saber si hubo o no mala praxis”. Agregó que “por lo general estos procesos terminan solucionándose por la vía de la transacción, al punto que creo que no hay ninguna sentencia penal de este tipo”.



Dijo ser familiar de médicos y estar en conocimiento de cuánto molestan estos procedimientos que, insistió, se sustancian y resuelven en sede civil por intervención de aseguradoras. Pero indicó que no tienen evidencias de que se esté en la búsqueda de juicios que no debieran existir.



También Boratti piensa que “no hay una estructura similar a la de Caranchos, es decir un estudio de abogados que prevalezca sobre el resto”, para añadir que “no tenemos un gran conflicto en materia de mala praxis. Creo que lo estamos manejando bastante bien”.



Indicó que “la persona, el paciente, tiene derecho a reclamar al médico la atención exacta, justa y desde los Sanatorios buscamos responder adecuadamente. Hablo por la federación de Clínicas y nuestro propio Sanatorio Boratti”, añadió. Inclusive dijo que son autocríticos y buscan corregir los errores que detectan.



En este último aspecto dijo que “muchas veces los problemas sobrevienen porque los médicos no les damos las debidas explicaciones al pacientes o sus familiares respecto de que se está haciendo todo lo que es posible para recuperar al enfermo”, añadió.



Claro que según los registros nacionales, los médicos no son los únicos incluidos en la industria del juicio sanitario, sino también las obras sociales y los sanatorios. En el primer caso, las demandas pagadas el año pasado por diferentes reclamos totalizaron 490 millones de pesos. Para tener una idea de la magnitud de la erogación, este monto casi equivale a los 500 millones del Fondo Solidario Nacional para enfermedades catastróficas, destinado a la cobertura anual de 138 trasplantes de órganos, 865 tratamientos para chicos discapacitados y 474 dosis farmacológicas contra el Sida, consignó Acami.




Sobre los centros de atención médica, un análisis comprobó que 56 hospitales y clínicas tuvieron que abonar diez juicios por mala praxis cada uno, gastando 280 millones de pesos también en el último año.



La misma entidad asegura que este estado de las cosas tiene fuertes repercusiones económicas para todo el sistema de salud, ya que el pago de juicios, amparos y medidas cautelares requirió de 3.500 millones de pesos al conjunto del sistema de salud en la última década, dejando como consecuencia una gran cantidad de obras sociales en concurso, clínicas quebradas y uno de cada cinco médicos demandados.



Con estos valores en danza, Argentina encabeza en Latinoamérica el ranking de países con más cantidad de juicios contra médicos y prestadores sanitarios. Ahora, vale preguntarse por qué esto es así. Algunos pueden pensar que son los abogados caranchos los “productores ejecutivos” de las demandas, y aunque son parte del problema, los médicos incluyen otros motivos más profundos.




Disparadores, según los médicos
 
Entre ellos, figura la pérdida de la relación médico-paciente. El sistema está organizado de tal manera que el médico atiende a su paciente en una consulta de 8-10 minutos cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que como mínimo debe insumir 30 minutos. Pero sucede que el médico debe correr de un trabajo a otro para lograr un ingreso adecuado a su formación.



La reducción del tiempo dedicado al paciente, así como la amenaza de juicios, lleva al profesional a apoyarse en la aparatología. Cada vez más se apela a resonancias, ecografías, radiografías, estudios de laboratorio. Claro que aquella menor dedicación al paciente, a veces urgida por la escasez de profesionales y el aumento progresivo de la demanda, lleva a que el médico no escuche al paciente, no registre la historia clínica como corresponde, no conozca en profundidad al enfermo, sino superficialmente la enfermedad.



Pero también los médicos asignan la proliferación de las demandas al hecho que el demandante puede litigar sin gastos. No debe pagar honorarios de profesionales, la tasa de justicia ni el derecho fijo, costos básicos de una demanda judicial, lo que representa alrededor del 5% de la indemnización solicitada.(www.seispaginas.com o Semanario Seis Páginas edición Nº 52 versión papel)



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas