SEGUINOS

POSADAS

A pesar de la baja impositiva, no bajó el precio del pan

Por el aumento de los insumos, principalmente el 100% de incremento en la harina, el pan no bajó en Posadas, sigue ubicándose en 4,50 y 5 pesos, lo que supone una onerosa carga para las familias de escasos recursos ya que, cuando menos deben destinar entre 150 y 200 pesos mensuales. En el programa Seis Páginas, los periodistas Jorge Kurrle y Eduardo Pérez hicieron notar que el 16 de este mes empezó a regir la eliminación de Ingresos Brutos para toda la cadena de producción de pan, por ley sancionada por la Legislatura. La alícuota cero para el pan debió proyectar una rebaja de entre 15 y 40 centavos para el kilogramo.

Pero la media fue contrarestada por el aumento de los insumos y la escasez, provocados ambos por el llamado “conflicto del campo”.


 


Al punto que “los industriales panaderos dicen que, en realidad, tendrían que aumentar los precios”, pero no lo hacen porque tampoco encontrarán a quienes puedan comprarlo.


 


Es que una familia tipo debiera consumir al menos medio kilo de pan por día, en tanto que otra con un mayor número de integrantes requerirá de un kilo diario. Pérez fue a una panadería a comprar un kilogramo de pan y pagó 5 pesos. “Hay panaderías que lo tienen a 4,50 y un supermercado lo vende a 3,40 pesos. Pero éstos son las excepciones. Medio kilogramo de pan cuesta 2,50 pesos”, señalaba.



 


De su lado Kurrle hacía notar que “si el conflicto del campo se soluciona, el Gobierno deberá actuar sobre la inflación. Y si retroceden los precios de los insumos el pan deberá bajar por esa causa pero también porque en Misiones han dejado de pagar Ingresos Brutos”.


 


Ambos periodistas coincidían en lamentar que “nunca se ven rebajas después que algo ha subido, al menos en la misma proporción”.


Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas