SEGUINOS

Sin categoría

A punta de pistola obligaron a renunciar a Gamarra al Sindicato de Peones de Taxis

El secretario general Alfredo Gamarra dijo que efectivamente había estampado su firma en una renuncia que le escribieron las personas que tomaron la sede del gremio, lo golpearon a él y a un par de dirigentes, a los que tiraron al suelo y los pusieron boca abajo. “Viendo como estaban mis compañeros y el hecho de que el secretario adjunto Gustavo Espoto me apuntaba con un revolver 38 a la cabeza decidí poner mi firma nomás. Igual para que mi renuncia sea efectiva tiene que convocarse a asamblea con 30 días de anticipación explicando las causas”.


En declaraciones a /c6, Gamarra acusó además a “Peralta, Dalto, Contreras y Bistoletti” de ser los responsables de este asalto, señalando que se trata de “propietarios infiltrados en el gremio como peones, choferes de taxis”. Dijo haber puesto en conocimiento de lo sucedido a las autoridades de la Federación Nacional, cuyos dirigentes viajarán a Posadas entre el jueves y el viernes “para pone las cosas en su lugar”.



 



Gamarra dijo que el ataque “comenzó a las 8:15 de este miércoles cuando llegaron armados al sindicato acompañados por un supuesto escribano de apellido López que también exigía que renunciara para que no les pasara nada a mis compañeros y que después nos podíamos ir tranquilos”. Indicó que hizo la denuncia ante la Seccional Segunda de Policía de la agresión y amenazas sufridas, así como al Ministerio de Trabajo de la Nación. Pero hizo notar también que el grupo de tomó la sede sindical “se llevó los poco más de 3.000 pesos que teníamos para pagar el alquiler y afrontar otros gastos de funcionamiento. También se llevaron los celulares”.



 



Gamarra comentó que “este problema con propietarios que se quieren hacer pasar por choferes comenzó en enero de este año. No informé a la federación porque pensé que era una situación interna que íbamos a poder resolver. Porque en realidad lo que siempre nos preocupa es la situación de nuestros afiliados. Tanto es así que muchos de nuestros compañeros fueron traídos engañados al gremio. Les dijeron que era por el aumento de la tarifa que habíamos pedido y los llevaron a manifestarse. Pero no se imaginaban lo que iba a suceder y mucho menos que me iban a pedir la renuncia”, agregó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas