SEGUINOS

POSADAS

A siete años de la denunciada mala praxis, esperan justicia

La familia Villalba espera que en el 2011 finalmente se haga justicia. Yolanda Nora Gómez Da Silva de Villalba fue dejada en estado vegetativo al aplicársele indebidamente la anestesia para la operación que por desprendimiento de rutina debía practicársele en la Clínica Cáceres Zorrilla, de Posadas, seg´´un consta en las denuncias ante la Justicia. La esposa del dirigente radical y del Colegio de Profesionales de Ciencias económicas, José Villalba, lleva ya siete años en ese estado. Se cumplirán el 30 de este mes. Fecha del gran dolor ocasionado a esta familia a la que se le “cambió la vida”, confirma José Villalba padre. El hijo comenta que él y su hermana debieron abandonar sus estudios, para hacer frente a la atención de su madre. La familia vendió todo lo que poseía llevó a la mujer a Buenos Aires, donde durante 5 meses recorrieron clínicas y sanatorios en busca de una cura que no llegó.

“Finalmente un médico nos fue sincero y nos dijo que la trajéramos de nuevo a Posadas, manteniendo la calidad de vida que fuera posible, esperando que reaccione”, relatan. Primero se acondicionó la vivienda familiar pero luego de un serio problema de salud de Villaba, víctima de una gran depresión, se ubicó a la paciente en un departamento especialmente preparado y con atención de enfermeros durante las 24 horas.



La situación planteada a esta familia posadeña fue analizada por los periodistas Germán Galarza y Jorge Kurrle, en el programa Seis Páginas de /c6.



Hay dos denuncias, una en el juzgado de Instrucción Nº 3 a cargo de Fernando Verón y otra en el Civil de Jorge Campitelli. “Sólo esperamos que se haga Justicia. Creemos en la Justicia, sabemos que tienen sus tiempos”, coinciden en puntualizar, al tiempo que recomiendan a la población en general que adopten todos los recaudos antes de someterse a una operación por sencilla que sea. “Nosotros buscamos estas seguridades, nos la dieron. Pero después, cometieron un acto que no se registra ni en Africa, nos decía un médico. Al no poder intubarla para la anestesia le provocaron una asfixia cerebral”, acusaron.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas