SEGUINOS

POSADAS

A un año del fallecimiento, harán un homenaje a Yvonne Pierron en la Legislatura

El viernes 28 se cumplirá el primer aniversario del fallecimiento de Yvonne Pierron. En este marco, se llevará adelante un homenaje organizado por el Ministerio de Derechos Humanos y la Universidad Nacional de Misiones. El encuentro será a partir de las 9 en la Sala de las Dos Constituciones de la Cámara de Representantes y contará con la participación de su sobrino, Eric Domergue.

Más allá de la semblanza, el encuentro aspira a promover el legado de Yvonne, como defensora de los derechos humanos. Por ello se presentará el proyecto “Yvonne Pierron, Derechos Humanos para Ver y Hacer” convocatoria anual para la realización de audiovisuales con temática centrada en Derechos Humanos.

Asimismo, estará presente la realizadora Marina Rubino del grupo Documenta, quien presentará un fragmento de “Yvonne Guazú” documental que se encuentra en etapa de postproducción, financiado por el INCAA y que cuenta con el apoyo de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, la UNaM, el Ministerio de Derechos Humanos de Misiones, Embajadas de Francia y Nicaragua, entre otras instituciones.

Por último, Eric Domergue hará la presentación de su libro “Yvonne Pierron, Su Lugar en el Mundo” basado en la vida de la monja francesa y especialmente en sus años de trabajo en Misiones, libro publicado por la Editorial Universitaria UNaM.

Las actividades continuarían por la tarde en Pueblo Illia, donde pondrán su nombre a una de las calles principales del pueblo y se brindarán detalles del futuro centro cultural en su honor, ambos proyecto aprobados este lunes en sesión especial del Concejo Deliberante de Dos de Mayo.

“EN TODA LUCHA HAY SIEMPRE UN SOBREVIVIENTE PARA CONTAR LA VERDADERA HISTORIA”

La hermana Yvonne Pierron (88) eligió la tierra colorada hasta el último día de su vida. Vivió en Misiones desde la década del 70. De profesión enfermera, siempre estuvo abocada al cuidado de la salud de los niños y ancianos.

Pierron fue compañera de Alice Domon y Léonie Duquet, las monjas francesas secuestradas y sometidas a tormentos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y luego arrojadas al mar en 1977, durante la dictadura de la junta militar que presidió Videla.

El entonces teniente de la Marina, Alfredo Astiz, fue el encargado de infiltrarse entre los familiares de las víctimas y entregarlas a los esbirros de la ESMA. Frente a la desaparición de sus compañeras, la embajada francesa embarcó a Yvonne disfrazada de abuelita en silla de ruedas y la salvó de correr la misma suerte.

Yvonne volvió a la Argentina después del restablecimiento de la democracia. En Pueblo Illia, Dos de Mayo, fundó un hogar para aquellos que viven demasiado lejos de la escuela.

“En toda lucha hay siempre un sobreviviente para contar la verdadera historia”, decía Ivonne en el libro “Misioneras bajo la dictadura”, un libro publicado en mayo de 2009.

Un jueves lluvioso de septiembre, como hoy pero de 2014, se aprobó la Declaración de interés a la incansable tarea a favor de los Derechos Humanos de la Hna. Yvonne Pierron.

La ministra de Derechos Humanos Lilia Tiki Marchesini durante su labor en ese entonces como legisladora misionera, fue la encargada de reseñar una vida difícil de resumir, tan plena, tan llena de historia, de anécdotas, pero por sobre todo, llena de AMOR, de entrega, de lucha permanente por el bien, por la verdad, por la justicia…

Destacó que cuando Carlos Eduardo Rovira era gobernador de Misiones se encargó de reconstruir el albergue que Yvonne y los chicos de Pueblo Illia habían levantado con gran esfuerzo y que fue destruido totalmente en un malintencionado incendio.

Incendio que pretendió dejar a “esos bichos del monte” (como recordaba la propia Yvonne casi con rabia, que así les decían a los chicos que venían de las colonias a estudiar) se quedaran sin colegio y sin progreso…

Aquel humilde alberge de madera que se incendió, hoy es un imponente edificio escolar que ocupa más de una manzana entera, con el colegio primario, el secundario, el salón deportivo y los dormitorios de los chicos que viven allí.

La alegría de la monja francesa al recordar que donde había una habitación de madera, y luego solo cenizas, ahora estaba ese dormitorio confortable, cómodo y digno… digno de cada uno de esos chicos que siguieron estudiando aunque se quedaron sin albergue. “Aunque sea abajo de los árboles vamos a estudiar, pero no vamos a dejar la escuela” decía Yvonne cada vez que hablaba de sus queridos alumnos de Pueblo Illia…

Asimismo, fue integrante del Consejo Consultivo que tuvo la Subsecretaría de DDHH cuando Rovira, siendo Gobernador, la creó, “ella junto a Adelina Alayes Madre de Plaza de Mayo y junto a Pocha Leyes Madre de Misiones nos guiaron, fueron nuestra señal. Hoy nos dejan un legado inmenso, un legado que es presente y futuro y en eso estamos y para eso seguimos. Y nuestros brazos no se van a bajar” evocó Marchesini.

Descargar Semanario Seis Páginas