SEGUINOS

POSADAS

A un suelo productivo, Misiones suma su posición estratégica

El periodista Ricardo Sarmiento observa pronunciados cambios en Misiones, desde la década de los ’80, cuando llegó por primera vez ante la instalación de una de las primeras e importantes papeleras. Hizo notar también la integración con Brasil, país con el que por espacio de 400 años no tuvo ninguna vinculación física construida por el hombre.

Indicó que así como en los ’80 advirtió las ventajas naturales de su suelo y Misiones suma hoy una posición estratégica valorizada por el proceso de integración con naciones vecinas con las que en el pasado sólo se hablaba de hipótesis de conflicto.



 



En una entrevista exclusiva con Jorge Kurrle, en el programa /6p, este periodista mendocino que conduce un programa que será incluido por Canal 6, en sus emisiones de lunes y viernes a la noche, da cuenta de haber “aprendido en los 80 una de las cuestiones importantes de la economía provincial. Lo que aquí tarda 7 años en crecer –me refiero al pino y a su explotación comercial- en Canadá demanda 25 años”.



 



Sarmiento señala que “allí vi las ventajas competitivas de nuestra producción frente a otras economías que no tienen suelos tan ricos como el nuestro”. Y puntualiza que de entonces a la actualidad “hubo un proceso importante de integración de la provincia al país –no eran conocidos sus medios periodísticos-. Porque había muchas radios de Brasil que se escuchaban aquí y eso es bienvenido. Pero, en aquel momento, era como que nuestra cultura y nuestra identidad nacional estaban como relegadas por una cultura hermana”.



Opina que este proceso ha dado paso a otro distinto, porque “en la actualidad se va encontrando un equilibrio. Y esto también se da en el plano económico”. Añadió que esto puede observarse en la radicación de una empresa de capitales argentinos y brasileños, en Eldorado, para la fabricación de zapatillas.



“Esto es lo bueno que se va dando una integración y una industrialización. Esta última agregando valor, allí donde hace falta, porque es ahí donde hace falta trabajo”, consignó.



armiento dijo que ése fue un tema abordado en la entrevista a la ex vicegobernadora Sandra Giménez y actual senadora nacional. Pero advirtió que la funcionaria anticipó “un proceso mayor de industrialización a partir del mes de marzo de este año”.



Industrialización que “deberá ser seguida con mucha atención. Es que Misiones ha cambiado hasta en la fisonomía de Provincia. Se puede ver, por caso, con las transformaciones producidas por el Plan de Terminación de Yacyretá”. Hizo notar que “la sociedad argentina asocia más Yacyretá a la generación de energía. Creo que no ha tenido tiempo de dimensionar bien el impacto social que ha tenido la represa en la región”.



Y al comparar la aceptación que hace la sociedad brasileña de cuestiones que aquí son objetadas, consideró que “tiene características distintas a la nuestra. En Brasil lo que tiene que ver con el bien común se acepta. Nosotros, en cambio, tenemos una naturaleza más cuestionadora”. Estimó que esta particularidad acaso tuviera que ver con “la fuerte inmigración registrada en el país que casi nos ha hecho desaparecer las culturas originarias. Pero así es la vida y la vida es integración a nivel de cultura. Yo creo fervientemente que los pueblos deben integrarse. No me asustan los procesos de integración, añadió.



 



Para señalar que “con Brasil estuvimos durante 400 años sin integración física, porque todo tenía que ver con hipótesis de conflicto sostenidas por diferentes gobiernos. Ellos venían de una monarquía y nosotros de distintas formas de gobierno, pero siempre con el conflicto presente”.



 



A fuerza de voluntad



 



El periodista opinó que la situación comenzó a cambiar “a pura de voluntad. Primero la integración comenzó como un impulso político y después siguió como una cuestión comercial. Que a veces parece estar sobre la integración cultural”.



Sin embargo –continuó- “la integración cultural se va consolidando. De ello da cuenta la comunidad brasileña de entre 30 y 40 mil personas que ya existe en Buenos Aires. Esto es muy importante. Como lo es el turismo de ese país que llega a visitar el nuestro desde Iguazú a Bariloche y Tierra del Fuego, a Mendoza. Al brasileño le gusta conocer lo que tiene cerca y afortunadamente ama a nuestro país y ésta es una cultura que aman en cierta forma”.



Sarmiento admite entonces que su visión no es “porteño céntrica”, a pesar de vivir en Buenos Aires desde hace 30 años. Pero el hecho de haber nacido en Mendoza y haber actuado en diferentes medios de comunicación le ha permitido “tener una visión más diversa”.



 



 



Admite que eso le permite también advertir la posición estratégica que ha tenido Misiones “a lo largo de la historia. Ha sido escenario de conflicto desde la época de las Misiones Jesuíticas y con llegada de portugueses y paraguayos que iban y venían. Pero con quienes nos peleábamos siempre. Ahora hemos visto que es buen negocio ser hermanos”.



Y a propósito de su postura como periodista dice que proviene de aquella escuela que consideraba al periodismo como “un puente. Deberíamos tratar de reflejar lo que le sucede a la sociedad, más que lo que nos sucede a nosotros. Lamentablemente hay periodistas que entienden que pueden competir con las noticias”.



Insiste en que el periodista debe “ser un puente, no un filtro, de modo que los ciudadanos que hayan aprobado sólo el segundo grado de la primaria o tengan un doctorado pueden recibir una información ecuánime, fiel. Que se acerque lo más posible a la verdad, a ese concepto de veracidad que hoy, a veces, se deja un poco de lado”.



Manifestó que la década del ’90 permitió una concentración de medios y produjo un devastador proceso de pauperización de los periodistas que los obligó a buscar una segunda actividad para afrontar el mal pago. Pero como el periodismo es una vocación, hasta hubo periodistas que se transformaron en empresarios y empezaron a quebrar una hegemonía de uno o dos medios que parecía imposible de modificar”.



 



Para Sarmiento ese proceso precedió a la actual Ley de Medios. De todas formas dijo que esta última contribuye con la expansión de esa nueva realidad. A propósito comenta que en su programa de televisión del Canal Metro de Buenos Aires buscar abordar “temas que no son tapa de los diarios pero que interesan a la sociedad”. Dio como ejemplo, los cambios producir en la vida del peón rural, en las diferentes economías del país, a partir de la sanción de la nueva ley.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas