SEGUINOS

NACIONALES

Aborto: hay 35 senadores en contra, 26 a favor y 11 sin definir

A 42 días de su discusión en el recinto, el rechazo al proyecto de despenalización del aborto se impone por una mayoría de 35 senadores, frente a 26 que respaldan la iniciativa aprobada en la Cámara de Diputados. Sin embargo, 11 senadores aún no dieron a conocer su postura y mantienen abierto el final, según un relevamiento.

 

Los votos que mantienen en reserva su voto son Omar Perotti (PJ-Santa Fe), Juan Carlos Romero (PJ-Salta), Eduardo Costa (UCR-Santa Cruz), María Belén Tapia (UCR-Santa Cruz), Julio Martínez (UCR-La Rioja), Inés Blas (PJ-Catamarca), Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa), Daniel Lovera (PJ-La Pampa) y Ángel Rozas (UCR-Chaco), Eduardo Aguilar (PJ-Chaco) y José Alperovich (PJ-Tucumán).

 

 

El miércoles, la primera batalla por la legalización del aborto en el Senado terminó con una derrota política para Gabriela Michetti. A contramano de lo dispuesto por la vicepresidenta, los principales referentes de Cambiemos acordaron con los sectores que impulsan la legalización del aborto reducir a tres las comisiones que discutirán el proyecto.

 

 

El acuerdo político se tradujo en una moción planteada por el presidente provisional, Federico Pinedo (Pro-Capital), que incluyó una preferencia para que el proyecto, con o sin dictamen, se discuta en el recinto el próximo 8 de agosto.

 

Según este consenso, el debate comenzará la semana próxima en un plenario de las comisiones de Salud -que continuará siendo cabecera, como lo había dispuesto Michetti- de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales, las que tendrán que dictaminar el 1° de agosto.

 

La salida se alcanzó in extremis, gracias a la insistencia de los jefes de los bloques de la UCR, Ángel Rozas (Chaco), y del Pro, Humberto Schiavoni (Misiones).

 

Así, y cuando los senadores ya se encontraban en sus bancas para iniciar la sesión, los referentes oficialistas organizaron una reunión con el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto (Río Negro), para evitar una confrontación en el recinto. La propuesta, eliminar la Comisión de Presupuesto y Hacienda del giro originalmente decidido por la vicepresidenta, fue aceptada por Pichetto y consiguió rápido consenso entre el resto de las bancadas, aunque algunos bloques provinciales señalaron su disgusto. La decisión de los senadores oficialistas se tomó a contramano de los deseos de Michetti. De hecho, los senadores oficialistas habían bajado al recinto luego de una tensa reunión de bloque en la que se intentó convencer a la vicepresidenta de que cediera en su decisión de girar el proyecto a cuatro comisiones.

 

Pero Michetti se negó a cambiar su postura, la que había plasmado en un escrito. Para que no quedaran dudas de su disconformidad, la vicepresidenta no se privó de dejar en claro su punto de vista antes de cederle la palabra a Pinedo para que formulara la propuesta de consenso. “Creo que es necesario que haya cuatro comisiones. Lo sigo pensando”, afirmó Michetti. El presidente provisional del Senado también impulsó la moción de preferencia para que las comisiones dictaminen el primero de agosto y lo lleven al recinto una semana después. “El 8 de agosto nos parece una fecha razonable”, afirmó. “La propuesta es altamente razonable”, respondió Pichetto, cerrando así, en pleno recinto, el acuerdo político. No obstante, y casi anticipando sus posturas de fondo, la santiagueña Ada Itúrrez (Frente Cívico) y Magdalena Solari (Frente Renovador de la Concordia) se quejaron por la eliminación de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Fuente: La Nación.