SEGUINOS

POSADAS

Aborto: penalista señala confusión legislativa

El abogado penalista, José Jacobo Mass, sostuvo que el artículo 86 del código penal que avala la práctica del aborto en casos específicos presenta ciertas confusiones, porque “aparentemente” alberga dos alternativas que no son del todo claras. “El permitido indiscutible es el terapéutico, que es cuando corre grave riesgo la salud de la madre y se debe interrumpir el embarazo como última alternativa.” Además, explicó que el otro tipo de aborto es el eugenésico, el cual se produce cuando hay acceso carnal sobre una mujer idiota o demente que tiene como finalidad evitar la propagación de enfermedades mentales de carácter hereditario. “La redacción no es clara, porque el artículo dice si existiere violación o atentado al pudor sobre la mujer demente, esa letra “o” es el punto de la discordia porque no existe ningún atentado al pudor capaz de embarazar que no fuese la violación”, observó el profesional.

En este sentido, dijo que presentado de esa manera la legislación, pareciera que no habilita el aborto sentimental, el cual se practica sobre una mujer mentalmente sana.


También consideró que el debate tendría que terminarse hasta que la legislación se aclare porque actualmente los médicos se encuentran en la situación de que no están obligados a hacer un aborto, aunque para él si deberían practicar el terapéutico ya que están en posición de garantes respecto de su paciente y tienen que salvar la vida de su paciente conforme a la ley. Pero en caso del eugenésico, no están obligados a hacerlo debido a que “por una cuestión de consciencia lo pueden derivar a otro médico”, indicó.


Con respecto al hospital público, manifestó que se debería analizar desde el punto de vista del permiso que le otorga la ley, el cual le brinda una valla protectora contra la persecución judicial. Asimismo, en el aborto sentimental al existir esta discusión doctrinaria el médico que lo realice corre un cierto riesgo porque la doctrina mayoritaria entiende a este tipo de aborto – sobre una mujer sana mentalmente – como que no está permitido, mientras que otro pequeño sector opina lo contrario. “Entonces el que lo practique tiene que esperar que el Juez comparta el criterio de ese sector mínimo doctrinario”, apuntó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas