SEGUINOS

Misiones en Baires

Aborto: Resumen de la primera jornada en Diputados

A continuación, las definiciones más importantes de los expositores a favor y en contra de la interrupción voluntaria del embarazo. El debate se desarrolla en la Cámara de Diputados de la Nación.

POSTURAS A FAVOR

PAOLA BERGALLO (Abogada y profesora asociada de la Escuela de Derecho e investigadora del CONICET): “La penalización ha sido ineficaz, no ha disuadido a las mujeres, no las hemos castigado ni tenemos intención de hacerlo, pero además tampoco garantizamos los abortos que son legales”.

ANDRÉS GIL DOMÍNGUEZ (Abogado): “El punto de partida es tener en claro que el derecho penal en Argentina respecto del aborto voluntario ha fracasado rotundamente. Ustedes tienen la posibilidad de superar el dolor y transformarlo en derecho, de eso se trata ser legislador”.

MARTA ALANIS (Titular de “Católicas por el derecho a decidir”): “Las mujeres católicas también abortamos. Sabemos que hay un gran consenso en la sociedad. Solicitamos mejor y mayor salud pública. Defendemos el derecho de la mujer a decidir”.

MARIANA ROMERO (Médica): “Desde la democracia a la fecha, 3.030 mujeres fallecieron por aborto en Argentina. Las mata la inseguridad de un procedimiento que las obliga a buscar atención en la clandestinidad, sintiéndose condenadas”.

MARCELO ALEGRE (Profesor de Derecho y Filosofía de la UBA): “¿Por qué insisten con argumentos absurdos que conllevan a retrasar el reloj de la historia un siglo? Si la penalización ha fracasado, si es una norma casi en desuso. ¿No será tal ves que es la única motivación es el extremismo ideológico?”

NELLY MINYERSKY (Abogada): “Hago un llamado a los legisladores para que pasen a la historia, ya que uno, cuando trabaja en temas tan serios que violan derechos fundamentales de más de la mitad de la población, queda en la historia”.

GASTÓN CHILLIER (Director ejecutivo del CELS): “La actual política de penalización y finalización del aborto viola sistemáticamente una serie de derechos humanos protegidos constitucionalmente. La penalización no disuade a las mujeres, sólo hace que los abortos sean clandestinos y se practiquen en forma insegura y aumente la mortalidad”.

VERÓNICA LLINÁS (Actriz): “La realidad es que estamos ante un grave problema de salud pública. El Estado está ausente en materia de educación y prevención. No criminalicemos a las víctimas de esta situación, es una injusticia atroz”.

LUIS NOVARESIO (Periodista): “Los diputados no están en estos casos para hacer primar su criterio personal. Cuando el mismo sea distinto, creer que se puede imponer el propio por condiciones religiosas, o simplemente éticas, es muy preocupante”.

SANDRA VÁZQUEZ (Especialista en ginecología infanto-juvenil en el Hospital Dr. Cosme Argerich): “La interrupción de un embarazo en nuestro país debe abordárselo como una cuestión de salud de la mujer, de salud pública y también como un derecho. La clandestinidad, la falta de información y la carencia de espacios de acompañamiento y contención se combinan para conformar riesgos que serán diferentes según los recursos cognitivos, sociales y materiales de cada mujer”.

LEONARDO CARUANA (Especialista en medicina familiar y secretario de Salud Pública de Rosario): “Traigo la voz de todas las mujeres que no murieron. Debemos luchar contra las condiciones que limitan la vida individual y social”.

MARTHA ROSENBERG (Psicoanalista): “Hay mujeres que abortan embriones deseados, porque no deciden sólo en base a su deseo, sino en función de condiciones que juzgan necesarias para poder criar a un hijo”.

DORA BARRANCOS (Socióloga e historiadora): “Nuestro país ha gozado en sombras de una larga legitimidad social del aborto, contradice con la forma de la punición que subsisten. Más allá del impedimento legal, hay que diferenciar una auténtica división de clases. Para las mujeres de la clase media y alta, el aborto se hizo con todas la garantías sanitarias. Insisto es sostener el aborto, su despenalización como una contribución para la vida de las excluidas”.

SUSANA CHIEROTTI (Abogada): 
“Para cumplir con el mandato de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas, el Congreso debe despenalizar la interrupción del embarazo, esto permitirá a las mujeres acceder a la autonomía reproductiva”.

MARTIN BOHMER (Director nacional de Relaciones con la Comunidad Académica y la Sociedad Civil del ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación): “No valoramos óvulos y espermas sueltos, en lo que nuestro Código Civil llama capacidad progresiva, valoramos mucho a quienes puedan llevar a cabo un plan de vida, por lo tanto hablar de vida no dice demasiado. Cuando las leyes son malas, deslegitima la autoridad democrática. Ruego que terminemos con eso, devolvamos a las mujeres su libertad”.

POSTURAS EN CONTRA

ÚRSULA BASSET (Abogada y profesora de las universidades UCA y Austral): “Tengo la sensación de que el legislador que escribió el proyecto no ha estado en contacto con la realidad en los hospitales. Que nuestras leyes no sean cómplices de situaciones de abuso. Da lástima que a las mujeres se las use como bandera pero no se las acompañe”.

MARÍA ANGÉLICA GELLI (Especialista en sociología jurídica): “El “no matarás” ha sido un mandato de los Códigos penales de todas las civilizaciones. La vida humana tiene un mandato constitucional muy fuerte, el derecho a la vida es un derecho primario”.

OSCAR BOTTA (Director de Profamilia): “¿Saben los legisladores que el crimen del aborto aumenta la tasa de violencia familiar y abuso infantil? ¿Saben que somos uno de los países más despoblados de América Latina? Estamos generando una Argentina sin familias, entonces aparece la difusión del crimen del aborto disfrazado de interrupción voluntaria del embarazo”.

RODOLFO BARRA (Ex juez de la Corte, ex ministro de Justicia y convencional constituyente): “El Congreso debe establecer un régimen de protección integral al niño. De acuerdo a nuestra Constitución, todo ser humano es persona, y la persona empieza en la concepción. Es la ley que nos rige. La despenalización del aborto es violatoria de la Constitución y de la Convención”.

RAQUEL GRACIELA BOLTON (Presidenta del Consorcio de Médicas Católicas de Buenos Aires):
 “Estoy a favor de la vida y de la vida de las madres que abortan. Quiero destacar la importancia de lo que, para algunos es un conjunto de células, y para otros es una vida que debe ser respetada. Es el inicio de la vida. Los invito a que, cuando tengan que poner el voto, piensen en las mujeres que deben ser acompañadas, no solamente ellas, sino también sus hijos”.

ERNESTO BERUTI (Jefe del servicio de Obstetricia del Hospital Austral): “Hace años que venimos escuchando que mueren miles de mujeres por abortos clandestinos. Esto no es así. No podemos partir de esta discusión teniendo en cuenta cifras erróneas. ¿De qué mueren las mujeres en la Argentina? Fueron 43 mujeres durante 2016, es decir que la tasa de mortalidad materna fue de 34 mujeres cada 100 mil nacidos vivos. La mortalidad materna va disminuyendo”.

NICOLÁS LAFFERRIÈRE (Director del Centro de Bioética de la UCA): “Los proyectos no obligan a abortar a las personas discapacitadas, pero la experiencia internacional muestra que los países abortistas se descartan el 90 % de las detecciones a personas con síndrome de down. Los padres están fuertemente condicionados. Estamos ante una discriminación indirecta, influye negativamente en las personas con discapacidad: es un mensaje como decirle tu vida no tiene valor”.

DIEGO MONTES DE OCA (Pediatra): “Como pediatra sabemos que la vida comienza con la concepción. Un médico jamás puede ser obligado a realizar una intervención en contra de la vida. Nuestro desafío es cómo protegemos a las madres y a los bebes”.

CRISTINA MIGUENS (Directora de la revista Sophia): “El aborto es una lucha de poder, entre el niño que reclama el derecho a la vida y la madre, hay una abrumadora asimetría entre los dos, en un régimen democrático es el Estado que tiene que regular en favor de las minorías. Los niños por nacer no cortan calles, no hacen lobby. Si lo más peligroso es el útero de la madre, significa tocar fondo”.

ALEJANDRO RODRÍGUEZ (Pastor): 
“Debemos separar religión del Estado, pero no podemos sacar a Dios del corazón de nuestra Nación, lo invocamos en los momentos más importantes de nuestra vida. En un tema tan importante, por favor, no saquemos a Dios de nuestro presente y nuestro futuro”.

ALBERTO BIANCHI (Constitucionalista):
 “Todos estos proyectos están decretando una suerte de pena de muerte porque son personas y no tuvieron abogado defensor. Están desconociendo un derecho sustancial de las personas”.

MÓNICA DEL RIO (Titular de la Red Federal de Familias):
 “Nosotros defendemos la vida, sin distinciones. Lo que tiene que hacer Argentina es mejorar el acceso a la salud. De las cifras no se desprende que la legalización del aborto deba ser considerada una prioridad sanitaria”.

ALEJANDRA PLANKER (Profesora de Filosofía y asesora técnica del Instituto para el matrimonio y la familia de la UCA): “El aborto no es gratuito, siempre alguien paga, materialmente y afectivamente. Se estaría atentando contra el más básico sentido común, el termino interrupción es simplemente equivocado, por no decir ridículo. Si legalizan la muerte de un ser humano, el más inocente, ¿cómo podrán mirar a sus hijos y a sus nietos?”

JORGE AQUINO (Biólogo, investigador del Laboratorio de Biología del Desarrollo del Hospital Austral): “La biología demostró que la vida comienza con la fertilización, el embrión humano es una persona. No es una persona en potencia. El dilema al que se nos propone enfrentarnos es si cuidar a la madre o al hijo, cuando debemos proteger a ambos. Tenemos una oportunidad única de promover políticas que defiendan el desarrollo humano”.

VERÓNICA BARÓ GRAF (Médica): “Interrumpir la gestación solo puede verse como la eliminación de un miembro de nuestra especie, si ustedes lo entienden de otra manera, será solo producto de la ideología política”.

GUSTAVO CARRARA (Obispo católico): “Cuando se niega el derecho a vivir, todos los derechos humanos quedan colgados de un hilo. La lógica de los poderosos es la lógica dominante al mundo de hoy, esto también se puede trasladar al niño y niña. Para las mujeres pobres los hijos son un tesoro, muchas mujeres pobres se desviven para criar a los hijos. Al atentar contra la vida por nacer no hacemos más que agregar muerte a este panorama sombrío”.