SEGUINOS

Misiones en Baires

Aborto: Resumen de la tercera jornada en Diputados

En esta oportunidad, expusieron 44 invitados: 22 a favor del proyecto de despenalización del aborto y 22 en contra. A diferencia de la semana pasada, quienes se oponen a las iniciativas dieron su opinión por la mañana y, desde las 14, lo hicieron quienes las defienden.

A continuación, se resumen las posiciones de cada uno de los invitados:

EN CONTRA DE LA DESPENALIZACIÓN

Rodolfo Keller (Médico pediatra y neonatólogo): “Despenalizar el aborto es un despropósito y una incongruencia inadmisible. Quienes voten favorablemente ensuciarán sus manos con sangre de inocentes. Nuestro pueblo se merece legisladores íntegros que tomen la decisión final con conciencia y amor a la patria”.

Débora Ranieri (Profesora Titular UCA- Miembro del Consejo Directivo Facultad de Derecho UCA): “Los diputados no deben quedar ajenos y permitir que se postule un desprecio de la vida humana. Además, no pueden desconocer los estudios científicos sobre los daños que le produce la legalización del aborto a las mujeres”.

Ricardo Bach de Chazal (Abogado, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires): “Ninguno de los tratados suscriptos por nuestro país incluye el aborto voluntario como un derecho, ni admite indirectamente que la práctica sea promovida o aconsejada por sus órganos de monitoreo. Por el contrario, una interpretación de buena fe debería llevar al más enérgico rechazo de esta práctica homicida”.

Juan Gregorio Navarro Floria (Profesor UCA): “Se quiere imponer la obligatoriedad al aborto, por más que el que lo tenga que practicar lo rechace. La libertad de conciencia quedará vacía, sería incoherente restringirla. Es un conflicto de derechos humanos. El Estado también se tiene que hacer cargo de quiénes no deseen formar parte”.

Leonardo Puchetta (Abogado, Centro de Bioética, Persona y Familia): “La terminología utilizada en el proyecto genera presión social. El proyecto reduce la labor médica a su mínima expresión. Más allá de la presión mediática para que se apruebe el aborto, la ciencia dice que hay vida humana. Muere un niño en acto, no en potencia”.

José María Aguerre (Profesor de Filosofía UCA): “Hay una utilización política que hacen muchos de este tema. La ciencia nos grita: hay vida humana. ¿Podemos realmente no escuchar ese grito que es de quiénes no tienen vos? Cómo entonces no unirnos todos para defender los derechos del niño por nacer. La muerte no puede ser la solución. No se puede debatir quién tiene derecho o no a vivir”

Florencia Ratti (Abogada): “Me llama la atención que se plantee este problema desde una perspectiva tan sesgada. Poner en foco sólo a la mujer embarazada, dejando de lado al otro ser, que además también puede ser una mujer, es injusto. No hay legalización que elimine el riesgo de la práctica. No sea hace un país grande matando gente”.

María Paola Scarinci Delbosco (Profesora de Ética y Filosofía de la Universidad Austral): “Para que haya libertad y pluralidad hace falta que todas las personas nazcan. Mi sueño es que toda persona embarazada esté contenida. Sé que pensamos distinto, pero ojalá podamos ver lo bueno que es la vida nueva, que Argentina sea un país joven”

Pablo María de la Torre (Médico pediatra, San Miguel): “Utilizar a la mujer pobre para justificar la práctica es subestimar la fortaleza y la capacidad de reinventarse que tienen las mujeres. He comprobado que si el Estado acompaña con propuestas y estrategias que eduquen y guíen el desarrollo de las madres y sus familias se confirma que el aborto termina siendo más una postura ideológica que una necesidad social real”

Cristian Webber (Fundación Viva en familia): “Una mujer que aborta nunca puede dejar de pensar en su bebé. Tienen la enorme responsabilidad de elegir entre la vida y la muerte. ¿Cuánto vale la vida? Les ruego que no voten a favor”.

Evelyn Rodríguez (Docente, responsable de la Fundación Viva en familia): “Todos juntos acordamos que el aborto es una tragedia. Trabajemos en un plan nacional por la vida para ayudar a las mujeres con embarazos no deseados, acompañándolas para darle vida al pequeño ser, que pueda ser adoptado y tener una familia”.

Raúl Magnasco (Fundación Más Vida): “Un solo aborto es una catástrofe y una desgracia que como país debemos evitar. Legal o ilegal, el aborto mata igual. No podemos legislar sin tener en cuenta ejemplos de otras naciones. En España, el 88 % de abortos se hacen en lugares privadas, un gran negocio que se lo cobran al Estado”.

Gustavo Volpe (Presidente de Rosario ProVida): “Inexplicablemente nos encontramos debatiendo un proyecto que mata seres humanos en gestación. Tienen la responsabilidad social de legislar para proteger a los más vulnerables: la madre y el hijo por nacer. Y luchar contra los lobbies internacionales que desate un genocidio en nuestro país. El derecho a la vida no se negocia”.

Mariano Ghilardi (Centro de ayuda para la mujer La merced): “La legalización del aborto no es una solución al problema. ¿Está nuestro sistema de salud preparado destinar camas para las mujeres que decidan abortar? Esto abre la puerta a la privatización del ´negocio´. Las secuelas post aborto no es algo teórico, sino palpable. Les pido que legislen a favor de las dos vidas”

Ayelén Alancay (Fundación Más Vida): “Quiero pedirle a los legisladores que no silencien el sonido de la vida. El aborto es una discusión discriminatoria. Queremos una Argentina inclusiva con un Estado que garantice el derecho a la vida”.

Verónica Schaab (Lic. en Ciencias de la Comunicación): “Considero que los medios de comunicación, en general, muestran información sesgada y no brindan con exactitud todo lo referido al proyecto de ley en discusión y cuáles son las consecuencias para las mujeres. Estoy a favor de las dos vidas: la madre y el hijo por nacer”.

Jorge Cabagna (Médico pediatra): “Es un tema muy complejo, en donde el valor de la vida es invaluable. Es incongruente no tener en cuenta la vida por nacer. Se violan sus derechos y es el Estado quien debe hacerse cargo y evitar que se hagan abortos clandestinos. Necesitamos mejorar la calidad de información que le brindamos a nuestros jóvenes”.

Carolina Alvarado (Abogada – La merced Vida): “En su fuero más íntimo, ninguna mujer quiere abortar. Muchas de ellas no tienen idea de las consecuencias físicas a las que se exponen, pero sobre todo las dolorosas secuelas psicológicas de las que nadie les habla, ni siquiera las que ya han abortado”.

Ignacio de la Riva (Abogado, Catedrático de la UCA): “El padre es tan responsable del hijo concebido como la madre, y de la continuidad de la vida o no del hijo por nacer. Esto descarta la idea que el aborto constituya una acción privada de la mujer. Pensar que la ley no pueda fijar imperativamente una pauta de comportamiento en esta materia, imponiendo creencias a personas que no la comparten es una falacia”.

Mariano D’Onofrio (Coordinador del Departamento de Alumnos de la UCA): “La sociedad no quiere más pobres ni débiles, que el yo sea más importante que el nosotros y que las reglas de juego cambien. Jamás nuestro país alcanzará una paz plena y duradera habiendo manchado con la sangre de los más débiles”.

Diana Flores de Castillo (Gravida): “Nuestra opción es por la vida de los dos, madre e hijo, ambos con igualdad de dignidad. Aún en la diferencia podemos todos hacer mucho para el desarrollo integral de ellos. No se trata de ideología, es compromiso, es amor por la persona humana”.

Patricia Ruiz Moreno (Ex diputada de la legislatura porteña): “Se está trabajando para una ley que confronta con la Constitución Nacional. Pero más grave es la discriminación que se hace entre las mujeres, en la libertad de la vida de la mujer en detrimento de otra mujer al nacer”.

 A FAVOR DE LA DESPENALIZACIÓN

Analía Mas (Abogada FLGBT): “Las políticas públicas son laicas o son clericales. No los votamos por sus creencias religiosas, en la Constitución nacional, sobre la cual juraron, van a encontrar todos los elementos para votar a favor del aborto legal, seguro y gratuito”.

Fabián Portnoy (Médico. Integrante de la Comisión Evaluadora de Salud Investiga): “La experiencia mundial indica que cuando el aborto se legaliza, esta práctica disminuye, en países como Francia, Italia o Bélgica. En esa misma dirección se pronuncia la OMS. Legalizar el aborto significa menos abortos. Penalizarlos no soluciona nada y complica todo, en especial a las mujeres pobres”.

Pío Iván Gómez Sánchez (Ginecobstetra y epidemiólogo): “El debate es un ejemplo para el mundo de cómo nuestra región es capaz de encarar esta deuda. Estamos ante un problema de salud pública, es un asunto de derechos humanos, no de cuestiones políticas o religiosas. El tener leyes restrictivas no disminuye los casos, sino que lo aumenta, particularmente los abortos inseguros”.

Muriel Santa Ana (Actriz): “ Mi cuerpo es un objeto político, las mujeres no somos un frasco para que otros observen como germina en nosotras la continuidad de un sistema que reprime y excluye. ¿Qué mundo reproducimos con nuestros actos? Se trata de aborto clandestino o aborto legal, el aborto existe y existirá, si este proyecto fracasa llevarán en sus espaldas las muertes producto del aborto clandestino”.

Darío Sztajnszrajber (Licenciado en Filosofía. Profesor en FLACSO): “l debate por el origen de la vida no vale la pena. El aborto es una cuestión política, entonces hablemos de política. Cada mujer que se desangra, exige que el Estado intervenga, política no metafísicamente. Una mujer que no decide sobre su propio cuerpo es una ciudadana de segunda”.

Cecilia Zerbo (Médica Clínica. Ex Directora Asociada de la Maternidad Estela de Carlotto): “Reina un modelo médico del patriarcado que depende de la legislación actualizada para que esa relación de poder no se ejerza sobre los cuerpos. La clandestinidad y la doble moral son excusas para la vulneración de las mujeres y la perpetuación del modelo médico hegemónico. La clandestinidad tiene beneficiados y muchos de ellos tiemblan con este debate”.

María Eugenia Estensoro (Periodista, escritora, ex senadora): “Vengo a dar testimonio, no sólo como periodista sino como mujer, como madre soltera, como joven que decidió abortar en una situación difícil. Tengamos el coraje y el amor para hacer de la maternidad y la paternidad un acto sagrado”.

Gabriela Soledad Guerreros (Pastora. Iglesia Dimensión de fe)
: “Como militantes del Evangelio defendemos el derecho al aborto seguro y gratuito, nuestros cuerpos son territorio sagrado, Jesús promovía la libertad de conciencia. Estamos convencidas que el motor del cambio es el amor. Aborto legal, seguro y gratuito. Amen”.

Raquel Vivanco (Coordinadora Nacional del Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana): “Estamos hablando de un negocio millonario a costa de la salud de las mujeres. Yo aborté y vengo a decirles: basta, legislen en favor de las mujeres o absténganse, no voten en contra de nuestros derechos”.

Débora Plager (Periodista): “Debemos buscar consenso, la mejor ley posible: todos estamos a favor de la vida, ninguno está a favor del aborto. Pensar en una mujer que tuvo una relación sexual sin fines reproductivos, mueve condicionamientos morales o religiosos. Este es un Estado laico, no hay que imponer esos valores en el resto de la sociedad. Vengo a pedirles consenso por todas las mujeres que abortaron en clandestinidad o murieron”.

Sabrina Cartabia (Abogada, Red de Mujeres): “Los varones abortan cuando quieran, abandonan su responsabilidad parental y nadie los penaliza por eso. La penalización no es una herramienta eficaz, al contrario, genera muchos problemas en las niñas y adolescentes que quieren abortar. Ustedes, legisladores, tienen una oportunidad histórica, ¿qué están esperando para legalizar el aborto?”.

Eva Gutiérrez (Trabajadora precarizada del Argentina Trabaja y miembro del del Polo Obrero): “Se nos condena a abortar clandestinamente, cuando se nos niega el derecho de abortar en un hospital público y seguro. Son las jóvenes las que engrosan los listados de embarazados no deseados. Basta de hablar por nosotras. No le den la espalda a las miles de jóvenes, sancionen la ley de aborto legal, seguro y gratuito”.

María Luisa Storani (Parlamentaria del Mercosur): “Tienen la oportunidad de dar un gran salto en las relaciones sociales si aprueban la despenalización de la interrupción del embarazo. Quiero saludar la decisión del gobierno de Cambiemos de hacerse cargo de un tema fundamental de la agenda de género”.

Carlos Bigalli (Profesor Facultad de Derecho de la UBA): “El derecho a la salud integral debe hallarse disponible para todas las mujeres, con total independencia de la situación económica en que se encuentre. Los proyectos en discusión ponen fin a una constitucional criminalización y otorgan a todas las mujeres el acceso efectivo al sistema de salud”.

Natalia Torres Santome (Abogada especialista en derecho de familia): “¿Podemos exigirle a una mujer que continúe un proceso que puede afectar su salud física o psicológica? Nuestra respuesta es absolutamente negativa. Las personas por nacer no pueden ser equiparadas a los niños”.

Natalia Volosin (Abogada): “Ustedes deben reflexionar sobre la moral positiva y la moral crítica, son dos cosas distintas. Sus creencias personales no interesan en este debate, no son relevantes. Su deber, en el marco de la Constitución, es dar razones públicas, argumentos imparciales. Tampoco es una razón ´estoy a favor de la vida´”.

María Gutiérrez (Lic. en Sociología, Campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito): “La polis ya dio su veredicto: aborto legal ya. Que los diputados escuchen la sociedad de la que son parte, tienen la oportunidad y la obligación de dar cuenta de la vida, los derechos de las mujeres y el disfrute de la sexualidad”.

María de los Ángeles Roberto (Profesora en Letras, integrante #8M, biblista): “En ninguna página de la Biblia hay condena para el aborto. El patriarcado eclesiástico es el que, a lo largo de los siglos, quiere hacer creer a las mujeres que son asesinas si pretenden abortar. No hay ningún mandamiento que dice ´no abortarás´”.

Brenda Hamilton (Presidenta del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras de la UBA): “No vamos a tolerar los discursos de doble moral, no vamos a tolerar que decidan cuáles son los derechos que este Congreso tiene que legislar. Es la séptima vez que se presenta el proyecto de la Campaña. Ganaremos este derecho como lo hemos hecho siempre, con lucha y movilización”.

Julia Mengolini (Periodista): “Es una mentira hablar de un grito silencioso. Puedo asumir que es una cuestión de fe, pero en Argentina la fe no se nos puede imponer, vivimos en un Estado laico. Quienes defienden el proyecto lo han hecho con empatía a las mujeres, en cambio, las que han hablado en contra han demostrado una intolerancia con las mujeres que abortan, para ellas sólo tienen reservados estigmas y prejuicios”.

Julieta Valmaggia (Secretaria Ejecutiva FUA): “Hoy se estima que más de medio millón de argentinas abortan, es decir, de 10 embarazos, 4 terminan en abortos clandestinos. El aborto debe ser legal, seguro y gratuito, pero también entendemos que debe ser un último recurso, por eso el Estado también debe fomentar mecanismos de educación sexual. Exigimos que el Estado se haga cargo de las mujeres que mueren, sino no habría Ni una menos real”.

Agustina Ramón Michel (Abogada): “Los proyectos de despenalización le dan significado a lo que es ser mujer, persona gestante y el tipo de relación de paternidad, maternidad y cuidado que queremos tener en la Argentina. Están en condiciones de reconocer algo que las mujeres ya sabemos: es mi decisión”.

 

 

 

Descargar Semanario Seis Páginas