SEGUINOS

POSADAS

Aborto, un debate que seguirá abierto con posiciones encontradas

No parece que el reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia haya aportado nada nuevo a un tema complejo, difícil, que divide claramente a la sociedad en dos. Los que están a favor de la vida del niño por nacer y los que no consideran que la vida comience en la gestación y pede ser interrumpido el proceso. Pero, además, los médicos, que pueden plantear objeción de conciencia y negarse a realizar la práctica abortiva, se sienten ahora frente a un requerimiento injusto que sobrepasa hasta la propia formación profesional. Lo publica el Semanario /6p en su edición Nº 120

/c6 realizó una amplia consulta en torno de la problemática, en asociaciones femeninas, legisladores, religiosos, médicos, antropóloga social. Cerrando la indagación con el material presentado en un programa evangélico. En una operación de un feto por la columna bífida del bebé, en la pequeña incisión para operar, la  criatura en gestación saca una manita y aferra los dedos del médico.  




Opiniones




Mariana Flores, del Movimiento Mumala, decía con ocasión del Día de la Mujer que hacía tiempo venían desarrollando una campaña “por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito”. Y anticipaba el envío de cartas a diputados y senadores para que traten el proyecto de ley pendiente de sanción en el Congreso de la Nación.



 
Inés Brizuela y Doria, diputada UCR: también tenemos que hacernos escuchar los que estamos a favor de la vida, de la protección de la vida. Y escuchar lo que tiene que decir la sociedad, también los que piensan distinto. Para una discusión seria, sin dogmatismos. Y para buscar también las verdaderas causas de muerte de niñas y jóvenes, por abortos clandestinos.



Adela Segarra, legisladora del Frente para la Victoria: este fallo nos permite seguir adelante con el debate. Seguir pensando, porque esta es una asignatura pendiente.



José Guccione, diputado nacional Frente Renovador, ex ministro de Salud Pública: hay una realidad que no se puede mirar de costado, y es la cantidad de mujeres que mueren por hacerse un aborto donde no corresponde. Por eso también hay que educar, enseñar a conocer el cuerpo y la evolución que experimenta en hombres y mujeres, a medida que transcurre la vida. Tenemos que educar en primaria y en secundaria, según las pautas correspondientes a las edades.



Alberto Barros, cura párroco de la Iglesia Catedral: no hay novedad respecto de la doctrina de la Iglesia. Porque la vida es inviolable, independientemente de la situación en la que se la haya gestado, y por más dolorosa que haya sido. Es tan vida la de la criatura por nacer como la de la madre. Se entiende que es una situación compleja y muy dolorosa en el casod e un abuso, de una violación. Pero toda vida es inviolable. Por eso con el fallo, la Corte deja una puerta exageradamente abierta. Porque basta una declaración jurada y entonces no la abre ingenuamente. Basta con lo que se diga aunque no haya sido así.




Ramona Velázquez, presidenta del Superior Tribunal de Justicia: los puntos de vista están divididos. Desde el religioso, lógicamente se apunta a sostener la vida. Pero hay situaciones muy particulares en las que se da el aborto terapéutico. Tenemos que respetar la jurisprudencia que ahora se sienta pero de ahí a que compartamos todo, hay una gran diferencia. Nosotros en el Superior Tribunal somos nueve miembros.



Mabel Bianco, de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer:
no es nuevo lo que dice el fallo, pero se ajusta al Código Penal que es sabio. No obliga a nadie a nada, pero da claridad a este punto.



Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas: no es a favor de los derechos humanos, sino que, es al revés un retroceso. No tiene que ver que lo diga un juez, porque el bien y el mal están más allá de los que la Corte diga. Este fallo es incorrecto e injusto. Porque se deja abandonado y carente de derecho al niño inocente, que nada tiene que ver con lo ocurrido. No tiene ninguna culpabilidad. Y no se respeta el derecho del niño por nacer.



 



Lidia Schiavoni, antropóloga social: acá tuvimos un caso en el que debió hacerse un aborto, se estaba en derecho, y no fue posible porque se dejó pasar el tiempo. Este fallo me deja contenta porque ahora no se estará dependiendo de lo que considere el médico de turno o el juez. Hay que tener en cuenta que hasta la semana 12 no hay ningún riesgo para la mujer.



Hugo Alejandro Ocampo, director del Hospital Materno Natal. Hay que buscar consenso, protocolo y profesionales médicos que no tengan objeción de conciencia. Porque nunca hemos tenido un antecedente así en nuestro Hospital. En nuestro caso hubo una masiva objeción de conciencia cuando se planteó el caso de una niña de Fátima. Que luego habría de resolverse felizmente en la salud física de la madre y su bebita y también en su salud mental. Pero como institución médica hay que buscar un protocolo que dé seguridad médica y profesionales que puedan sobreponerse y realziar esta práctica.




Donald Franz, pastor y Fito Günther, periodista, en un programa televisivo confesional: la mujer siempre puede dar su niño en adopción a personas que sí lo quieran. Puede verlo más adelante. Hay un relato que dice que una mujer oraba todos los días a Dios pidiendo que permitiera descubrir una cura para el cáncer. Hasta que Dios le contesta y le dice: ‘yo lo mandé pero lo abortaron’”. Y el apstor da cuenta también del caso de un feto de cinco meses al que se le detecta la columna bífida y se decide operarlo en el vientre de la madre. Cuando el médico hace una pequeña incisión en el útero el niño por nacer –que luego se llamaría Samuel- saca una manito y se aferra a los dedos del médico, como diciendo defiéndame. No me deje solo.



(www.seispaginas.com)



 



 



 



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas