SEGUINOS

POSADAS

Aconsejan estar alerta ante un cuadro de diarrea estival

Ante la ola de calor que se registra en la región (y otros puntos del país), la cartera sanitaria provincial alertó a los padres en el cuidado, la higiene y alimentación de sus hijos e instaron a la inmediata consulta si aparecen los primeros síntomas. Y observaron la necesidad de permanecer en alerta ante las típicas diarreas infantiles y el consiguiente peligro de deshidratación de los niños. Recomendaron proseguir con la lactancia materna, consumir más líquidos, sales de rehidratación oral y agua segura (potable). Contrariamente no se aconseja la alimentación con frutas ni verduras crudas, tampoco gaseosas y jugos ni té caseros (yuyos e infusiones), golosinas o comidas elaboradas fuera de la casa ni edulcorantes o bebidas alcohólicas.

La diarrea estival es una enfermedad caracterizada por deposiciones con sangre, orina poco frecuente, ausencia de lágrimas y somnolencia que afecta más frecuentemente a niños de hasta 5 años.  Los síntomas de la diarrea merecen atención por parte de los progenitores porque, en el caso de la materia fecal con sangre, puede tratarse de un ingreso al cuadro de Síndrome Urémico Hemolítico (SUH).
    
Por ello, es importante evitar la deshidratación del chico afectado. Además se recomienda proseguir con la lactancia materna, consumir más líquidos, sales de rehidratación oral y agua segura (potable). Contrariamente no se aconseja la alimentación con frutas ni verduras crudas, tampoco gaseosas y jugos ni té caseros (yuyos e infusiones), golosinas o comidas elaboradas fuera de la casa ni edulcorantes o bebidas alcohólicas.
Hay que tener en cuenta la higiene
    
La diarrea estival se produce por infecciones causadas por alguna bacteria o por problemas con algún alimento ingerido, por lo que los especialistas recomiendan tomar precauciones como: usar agua potable para beber y cocinar, también para lavar platos, cubiertos y todo otro utensilio para la manipulación de comidas. Hay que lavarse bien las manos.
   
También se sugiere que, si hay dudas sobre la calidad del agua, se la hierva durante un minuto o se le coloquen dos gotas de lavandina por litro, media hora antes de beberla.
    
Es oportuno también asumir el hábito de lavarse muy bien las manos con abundante agua y jabón después de ir al baño y antes de cocinar, como así también lavar las frutas y verduras con agua limpia y cocinar la carne hasta que no esté rosada.
     
La limpieza de los baños con agua lavandina y el uso de pastillas desodorantes en el inodoro, así como mantener la basura alejada de los alimentos y de los niños son otras acciones fundamentales para evitar la manifestación de la diarrea estival en los más pequeños.
    
Dentro de las diarreas infecciosas, y sobre todo en verano, las provocadas por bacterias son la causa más común de enfermedad por la contaminación de utensilios, agua y alimentos, generalmente por mala higiene o directamente por contaminación fecal.
    
Las bacterias, cuando llegan a la luz intestinal, liberan una toxina, sustancia que altera la membrana celular del intestino eliminando una gran cantidad de agua y electrolitos, como el sodio, el potasio y el cloro. Esta alteración hace que, bruscamente, aparezcan deposiciones liquidas que, según la gravedad del cuadro, pueden presentar moco, pus o sangre.
    
Este cuadro puede estar acompañado por aumento de la temperatura, náuseas y/o vómitos, síntomas que algunas veces pueden aparecer antes que la diarrea; junto con esta aparece el dolor de panza.
    
El niño puede estar molesto, inapetente, en algunos casos irritable (deshidratación hipertónica), cuadro más grave con pérdida importante de líquidos y retención de electrolitos (generalmente sodio). Pero, por lo general, el niño enfermo solo esta decaído debido a las pérdidas que genera la diarrea. Este estado crea gran intranquilidad y mucha inseguridad tanto en el niño como en sus padres.



Recordemos:
•    Hervir el agua 3 minutos
•    Lavar frutas y verduras.
•    Lavarse las manos antes de tocar alimentos y después de ir al baño.
•    Tirar pañales descartables en una bolsa en el tacho de basura.
•    Dar solo leche materna hasta los 6 meses.
•    El niño con diarrea puede deshidratarse por eso es importante que tomen líquidos en abundancia.




 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas