SEGUINOS

POSADAS

Acorralados, se entregaron los homicidas del policía

Dos hermanos que desde el pasado domingo al anochecer eran buscados por haber matado de un balazo a un agente de Policía en Cruce Caballero, en San Pedro, se entregaron en la noche de este jueves bajo la atenta supervisión de una abogada, quien había pedido garantías para evitar represalias por parte de los camaradas del uniformado abatido.

Fuentes policiales indicaron que Aníbal Martins llegó desde la localidad bonaerense de Pergamino y se contactó con la abogada para negociar la entrega de sus hermanos. Anoche, cerca de las 20.00, el hombre llevó a la Policía hasta el Kilómetro 45 de la ruta 14 y les pidió que aguardaran en ese lugar, tras lo cual se intentó en un tupido monte en busca de los prófugos.



A las 22.05, los hermanos Alberto Rosalino Rivas Pompeo Martins (24) y Darío Agustín Martins (19), salieron de la espesura con las manos en alto y un evidente agotamiento.



Ambos se hallaban ocultos en una zona de espesa vegetación ubicada a 20 kilómetros al Norte de San Pedro, donde tienen familiares.



Los detenidos fueron conducidos a una comisaría fuera de San Pedro, tal como se había acordado con la abogada y el hermano de los sospechosos.
Los hermanos Martins están acusados de haber efectuado el disparo que el pasado domingo acabó con la vida del agente Cristian Javier Ramos, quien se desempeñaba como jefe del Destacamento de Cruce Caballero.



El policía fue herido cuando intentó mediar en una discusión que se generó al costado de una cancha de fútbol, donde había participado de un partido momentos antes.
El agente recibió un disparo en la zona abdominal y murió cuando era derivado desde el Hospital de San Pedro hacia Eldorado.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas