SEGUINOS

NACIONALES

Afectada por los tarifazos, cayó la imagen de Macri en la clase media

image_pdfimage_print

Según la Udesa, cayó 11 puntos en dos meses. La imagen general del presidente Mauricio Macri logró un leve repunte, porque mejoró en las clases bajas. El discurso de seguridad y los planes sociales, claves. 

 Las encuestas, esa herramienta hipervalorada por los gobiernos para medir el pulso social de sus decisiones, le están dejando un sabor amargo a la administración macrista: los números muestran estabilidad y hasta un leve repunte –luego del derrumbe de fin de año–, pero con la clase media golpeada y dando señales de agotamiento.Distintos relevamientos dan cuenta de esa caída en el sector que es el núcleo del electorado de Cambiemos y que está sintiendo con mayor dureza el impacto de los tarifazos en los servicios públicos. La Universidad de San Andrés hace todos los meses una encuesta de satisfacción política. De enero a marzo muestra que el apoyo a Macri de la clase media cayó 11 puntos (de 64% a 53%). En la clase baja, en cambio, subió de 37 a 39. Poliarquía, en su medición del mes pasado, ya había detectado la misma particularidad.

 

Para Pablo Knopoff, de Isonomía, el concepto clave es el “temor”. “El chango vacío en el súper es más grande que cualquier relato, pero un chango a medias todavía puede escuchar relatos. Por eso el Gobierno debe hacer algo con la inflación, desde la economía, desde la política y desde la comunicación”, explica. Y concluye: “Debe expresar garantías sobre los temores”. Sus números no muestran una caída en la clase media, pero sí que la recuperación de la imagen en el primer trimestre es más lenta entre los sectores medios que en las clases alta y baja.

En Opinaia, a su vez, ven las dos situaciones. En comparación con noviembre, el retroceso en la clase media es más grande (incluso en el sector C3, que representa a la clase media-baja, llegó a derrumbarse 18 puntos). En el último período ven un leve repunte, “pero se aplanó, se redujo la diferencia entre la clase media y la baja en el Gran Buenos Aires”, analiza Juan Mayol, director de Opinión Pública de la consultora. ¿Por qué el crecimiento es mayor en la clase baja? Mayol ve una clave en “el discurso más duro en materia de seguridad”, que permea mejor en los sectores más populares. La polémica en torno al caso Chocobar, en ese sentido, fue un acierto comunicacional del gobierno en los sectores bajos, pero pudo sembrar más dudas en los sectores medios. La continuidad de la política social, también lo explica.

Facundo Nejamkis, en cambio, considera que a pesar de que hubo una caída en las clases medias “no son significativas”, y asegura que esos sectores siguen siendo el principal sostén del Gobierno. “En los sectores medios-bajos es donde pierde más apoyos Macri”, afirma. De todas formas, sostiene que Cambiemos ha logrado escindir la gestión de la economía de la imagen del Gobierno, lo que, según él, explica el repunte general en los últimos dos meses.

Correlato electoral. Donde hay coincidencias generalizadas entre todos los analistas es  en que el desgaste de la imagen gubernamental entre los sectores medios no tiene, por ahora, efecto electoral. Ningún espacio de la oposición logra capitalizar los apoyos que pierde el Gobierno.

Esa es la visión que también reina en la Casa Rosada. Creen que 2018 será el último año de tarifazos y que en el segundo semestre se calmará la inflación, lo que le permitirá llegar mejor parado al 2019 electoral. Y saben que la dispersión peronista es un valor agregado para llegar confiados a la elección.

Fuente: Perfil.