SEGUINOS

POSADAS

Afip detectó a un yerbatero que facturó 16 millones de pesos y tenía empleados “esclavizados”

La Administración Federal de Ingresos Públicos detectó a un contribuyente, dueño de una explotación de yerba mate en Misiones, que declaró ventas en el período fiscal 2010 por más de 16 millones de pesos y que tenía a sus 30 empleados sometidos a vivir en condiciones infrahumanas. Durante el operativo, se corroboró la contratación de niños para realizar tareas de adultos. El operativo se realizó en un predio rural dedicado a la cosecha y recolección de yerba mate y está ubicada cerca de la localidad de Puerto Esperanza. Tanto el propietario como la empresa fueron denunciados ante el Juzgado Federal de Eldorado.

En el relevamiento se detectó que de los 30 empleados, 12 no estaban registrados. Sin embargo, todos eran sometidos a trabajos en condiciones deplorables, sin energía eléctrica ni agua potable.
 
Según la Afip, el titular de la empresa explotadora de la yerba se llama Juan Alfredo Imhof. En el último período fiscal, el contribuyente declaró ventas por 16 millones de pesos, mientras que en 2009 facturó 14 millones de pesos. En tanto, sus empleados son tercerizados de la firma Francomar SRL. 
 
La situación de los trabajadores fue puesta en conocimiento del Ministerio de Trabajo de la provincia de Misiones y de la Nación. Además, fueron denunciados por la AFIP tanto Juan Alfredo Imhof como la empresa Francomar ante el Juzgado Federal de Eldorado, a cargo del juez subrogante José Luis Casals.
 
Más trabajadores esclavos en Corrientes
 
Inspectores de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social (DGRSS) realizaron un operativo en la localidad de Santa Lucía, Corrientes, donde ubicaron a 18 trabajadores –ninguno registrado– que vivían en un improvisado campamento mientras realizaban las tareas hortícolas en invernaderos.
 
Los agentes constataron que los trabajadores –entre los que se encontraban extranjeros indocumentados y menores– desarrollaban su actividad sin los elementos mínimos de seguridad necesarios para el uso de agroquímicos de alta toxicidad como los que manipulaban diariamente.



Por otra parte, la AFIP constató que el titular del predio se encuentra inscripto dentro del monotributo (categoría F). Es decir, que declara ingresos por 96 mil pesos anuales. Sin embargo, los cálculos fiscales estiman que la producción relevada puede valorizarse en los 800 mil pesos.
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas