SEGUINOS

POSADAS

Afirman que en Luz y Fuerza los dirigentes están quedando viejos y ya no pueden generar propuestas superadoras

El presidente de la Federación de Cooperativas Eléctrica, José Garay, rechazó las críticas del Sindicato de Luz y Fuerza que lo declaró “persona no grata” al hacerlo responsable de que se hayan frustrado las negociaciones salariales tal como lo venían gestionando. “Es lamentable que dirigentes de esta magnitud (en referencia al secretario general del gremio, Héctor “Cachilo” Rodríguez) estén al frente de un sindicato, estamos hablando de personas que parece que son del siglo pasado”. Consideró que el gremio lucifuercista tiene “un problema de dirigentes, es un problema de cuando los dirigentes están quedando viejos y en algún momento hay que cambiarlos”. Dijo que el paro de empleados de algunas cooperativas eléctricas tiene acatamiento parcial desde el lunes. “Estoy de acuerdo” que los trabajadores del sector “necesitan un incremento salarial porque están haciendo un trabajo muy imporante para el desarrollo de la provincia”, destacó.


“Este gente cree que de la forma de patoterismo, de llevar las cosas de esa manera, con protestas y otras formas se puede arreglar y generar una provincia y un país distinto”, remarcó.


Agregó, en cambio, que él pertenece al tipo de personas que piensa que con propuestas, “y trabajando de otra manera, tratando de negociar, sentándonos en una mesa de diálogo, de tratar de trabajar de esa forma se puede seguir creciendo porque es la única forma que podamos llegar a crecer todos los misioneros”.


Garay recordó que los ataques del gremio lucifuercista contra su persona se origina a partir de una propuesta de un aumento salarial.  “Yo, desde el año pasado vengo planteando que las cooperativas (eléctricas) están en crisis y para demostrar eso hicimos un estudio tarifario, le propusimos al Subsecretario de Obras y Servicios Públicos cuál era la situación” del sector, “llevamos al Presidente de Emsa en algún momento, le hicimos llegar algunas notas al Gobernador, nosotros trabajamos para tratar de mejorar la situación de las entidades, logrando un pequeño aumento del 5 por ciento, cumplimos con la obligación que nos habíamos pactado el año pasado, que decíamos que ni bien tuviéramos un aumento tarifario íbamos a responder con un incremento del 16,5 por ciento que logramos pagar en mayo de este año”, afirmó.


En declaraciones a LT 17, observó que el Sindicato a nivel nacional propone un aumento del 27,5 por ciento, a “lo cual yo propongo que una vez que hagamos una mesa de diálogo entre el Gremio y las cooperativas, trabajemos en conjunto para ver cómo podemos financiar este aumento y tratar de buscar una forma que sea viable”. Esta propuesta fue rechazada, agregó Garay, “ellos querían que fuera pagado el aumento en tiempo y en forma como ellos lo exigían, me parece que es algo que no es para entrar en una mesa de diálogo, nunca se quisieron sentar en una mesa de diálogo -insistió- para tratar de negociar estas cosas. Y por eso, un día se enojan, se juntan y dicen que yo soy persona no grata”.


El titular de la Fecem consideró que el sindicato de Luz y Fuerza tiene “un problema de dirigentes, es un problema de cuando los dirigentes están quedando viejos y en algún momento hay que cambiarlos. Como estamos en el Siglo XXI, estos hombres que están del pasado se tienen que ir”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas