SEGUINOS

ECONOMIA

Afirman que “fue un error” utilizar reservas para contener el tipo de cambio

Así lo advirtió el contador y analista económico, Guillermo Knass, en declaraciones a C6Digital. “Intentar atrasar el tipo de cambio nos costó más de 50 mil millones de dólares en estos dos años”, recalcó.  Añadió que “el Gobierno consiguió financiamiento externo y lo uso para que el dólar no suba y combatir la inflación con el ancla cambiaria, en la Argentina dicen que si sube el dólar también incrementan los precios  y por lo tanto si se contiene el dólar, no suben los precios, pero eso no es así”.

Posted by Canal Seis Posadas on Monday, September 17, 2018

Indicó que es “imposible” predecir lo que pueda pasar con el Gobierno. Con la suba del dólar hubo récord de visitantes de chilenos y Paraguay frenó el ingreso de mercaderías a la Argentina, sobre todo en productos alimenticios. “Hay menos argentinos que se van a comprar allá y ahora vienen muchos paraguayos a buscar comida”, señaló.

Aclaró que “es difícil que vengan y compren electrodomésticos porque esos productos son los que más avanzaron a la par del dólar. Además, en la Aduana encarnacena se intensificaron todos los controles”.

“Dentro de todo lo malo en este contexto la parte buena es que se frena la ida de argentinos al exterior y el sector comercial se vuelve a levantar por volverse competitivo. El problema es que esto no dura mucho, porque si los precios acá siguen subiendo con el dólar, pronto se va a cortar”, detalló.

Explicó que “devaluar compulsivamente no es lo mismo que tener un tipo de cambio alto. En uno se baja por las escaleras y en el otro te tiras del balcón. Se llega al mismo resultado pero no es lo mismo”.

Sostuvo que no es recomendable con que se atrase el tipo de cambio y luego “de golpe” se dispare.  “Se tiene unos días de competitividad pero al ser tan desordenado y compulsivo empieza a haber desabastecimiento.  La política tiene que ser de tipo de cambio alto con un dólar como el que tenemos”, subrayó.

Acentuó que “durante los dos primeros años el espíritu del gobierno era tener un dólar bajo. El armado de esta bicicleta financiera era para que la divisa se atrase, es el espíritu del FMI manejarse así, el problema es la transición por la que estamos pasando. El día que se estabilice el dólar, antes hay que pedir ser que nos vuelvan competitivos, porque puede provocar un brutal porcentaje de desempleo”.

Descargar Semanario Seis Páginas