SEGUINOS

POSADAS

AGRADECIMIENTO CARLOS CORREA Q.E.P.D. Falleció el 28/03/12

Por haber compartido con Carlos tantos años de amor ¡Gracias, Dios mío!
Agradezco de todo corazón a quienes, durante su vida plena y comprometida con sus ideales, le brindaron afecto y apoyo. Al Padre Pablo, de la Parroquia Nuestra Señora de Itatí, que lo visitara y confortara. Vaya también mi reconocimiento a aquellas innumerables personas que, desde sus distintas manifestaciones de fe, oraron por él en su larga lucha.

A quienes tendieron su mano solidaria, además del aliento y aprecio: Luiz
y Iolanda Scheffer, Thity Goellner  y su esposo Duma Duarte, Vicente y
Roberto  Domínguez y familia, Betty Duette, Lidia Tonn, Carlos, Eugenia y
Bismarck Amarilla, Marcelo Almada, Cristian Prieto, Marilena Verta, Raúl
Barboza y Olguita, Sonia Sanguina y familia, autoridades provinciales,
municipales y personal municipal, al Pami,  y tantos otros a los que
quisiera nombrar pero en estos momentos de pesar se escapan de mi memoria.
Quiero reconocer especialmente a OSDE Misiones, a su gerente Martha
Sterrantino, al personal de la filial  y funcionarios, por la esmerada
atención y diligencia brindada en muchas ocasiones.
A los profesionales de la salud que, en  sus distintas incumbencias  y
durante los años de su enfermedad, lo atendieron con particular
dedicación: Marcelo Saidel y Ana Sedaro, Néstor Javier Bellusci, Jorge
Oviedo, Bruno Nuñez, Manuel Acosta, Eduardo Stray,  Carina Lanaro,  Walter
Bobadilla, José Luis Avalos, entre otros.
Existen acciones humanas que trascienden lo técnico o lo meramente
laboral, son las que te fortalecen,  te sostienen en momentos de dolor y
ayudan a seguir en el día a día. Por ello, mi especial valoración al
afecto que  brindaron a Carlos: Lidia Pérez, Esteban Ricardo De Olivera,
Sergio De Los Santos, Vanesa Werbes,  Susana Rodríguez  y Vanesa Natalia
Rojas.
Carlos Correa sembró mucho y  bueno.
Agradezco a los distintos medios de prensa, organizaciones sindicales,
sociales, a sus amigos y a las numerosas personas que lo recordaron, el
rescate de su amplísima acción, enfatizados  en los cuantiosos homenajes
que destacaron su especial apego a transferir sus vastos conocimientos, a
su esencia profundamente humanística, a su alegría y gusto por todas las
expresiones artísticas, especialmente por la música y danzas de la región
misionera, que durante su vida rescató, respetó y trabajó incansablemente
para que ocupe el lugar que le corresponde como manifestación de la
cultura popular.
ALBA ROSABEL MELO


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas