SEGUINOS

POSADAS

Agua de las Misiones: triple control y trazabilidad del producto

Un trabajo realizado a conciencia para entregar un producto seguro. Realizan un triple control en el Agua de las Misiones. En Posadas, la responsable de Laboratorio, Lía Benmaor, explicó cómo son las tres instancias de verificación. Hay dos dentro de la empresa (una en planta San Javier, otra en Posadas) y una tercera, externa.

La empresa Aguas Misioneras presentó su agua mineral natural envasada en San Javier a fines del año pasado. Y desde entonces se ubicó en la preferencia de muchos misioneros. Para garantizar la calidad del producto, Lía Carmen Benmaor, la responsable de Laboratorio y Control de Calidad de la firma, explicó los procesos de supervisión que se llevan a cabo para controlar la calidad de Agua de las misiones. En estos casos, se sigue un método aprobado y que incluye la trazabilidad del producto, según explicó la joven científica que a diario realiza su trabajo técnico.




Esta joven profesional posadeña se halla inmersa a fondo en su actividad día a día para examinar y verificar las cualidades del Agua de las misiones que se está enviando al mercado. “El agua es muy estable y los muestreos lo venimos realizando con trazabilidad”, recordó.



“De cada equipo se realizan muestreos. Y todo está identificado: el día y la hora en que se extrajo el agua y se la envasó lo que permite la trazabilidad del producto envasado”, añadió.



El producto se capta en San Javier y se envasa tal como proviene de su fuente.
“La misma muestra que se analiza en planta, luego tiene un chequeo aquí en los laboratorios (de Aguas) en Posadas y asimismo hay un laboratorio de terceros que examina el mismo lote que se verificó en San Javier y en Posadas”, explicó acerca de los controles que se realizan con el producto que se envía al mercado.
En este tipo de tareas, el especialista debe tener en cuenta los elementos que entran en juego.“El agua estable remite a dos conceptos: es estable tanto en el rango microbiológicos como en el rango físico-químico y los valores son los esperables”, aclaró la encargada del Laboratorio.



La codificación de las muestras



Todos los días ingresan la cantidad de muestras que se van a analizar en el laboratorio por parte de Benmaor. “Hay un libro de Actas donde consigno la determinación de la muestra”, señaló.



En cada hoja hay un número de actas con la fecha de ingreso.Así surgen las siglas (o códigos) con que la Responsable de Laboratorio va cargando dichas muestras y está la determinación que se hace. “Y, tengo en cada entrada una BEI SJ M Nº. Esto significa Botella Etiquetada Impresa (BEI), origen San Javier (SJ) Muestra número (M xx)”.



Pero además hay más precisiones que incorporar.



Benmaor aclaró que deberá precisar “qué tipo de muestra es (con o sin gas y el tipo de botella: en el caso de las botellas de 500 centímetros cúbicos, deben ser dos botellas debido a que la cantidad de agua usada en el proceso llega a un litro. En el caso de las botellas de 1,5 litro, con una unidad es suficiente”).



Tal como lo recordó la gerente industrial de Aguas Misioneras, Silvana Tironi, hay un Análisis de Peligros y Control de Puntos Críticos (HACCP, siglas en inglés) que efectúa Benmaor en concomitancia con Alfredo Sena (el ingeniero químico que realiza su trabajo técnico en la Planta de captado y envasado de San Javier) y se trata de realizar ocho muestras diarias y lograr así la determinación de los valores que son expectables.



Es una tarea compleja, hay ocho muestras por día, pero en tres instancias: San Javier, Posadas y laboratorio de terceros. En definitiva, un trabajo a conciencia para tener la certeza de que el producto que se está enviando al mercado cumple con todas las condiciones que el mismo reclama.




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas