SEGUINOS

NACIONALES

Ahora el gas: analizan aumento del 50%

image_pdfimage_print

Entre este martes y el jueves se desarrollarán las audiencias públicas para tratar un aumento de casi el 50% en las tarifas de gas que se aplicará desde el 1 de abril. El cálculo sobre la suba varió tras conocerse el índice de precios mayoristas de febrero, que llegó al 4,6%, y las empresas habían estimado en un 1,64%.

Esto es así porque los ingresos que perciben las distribuidoras y transportistas del producto se ajustan semestralmente por el índice de precios mayoristas nivel general (Ipim). En esta oportunidad además se les otorgará a esas firmas una compensación por haber aceptado repartir en tres oportunidades (abril y diciembre 2017 y abril 2018) la mejora en los ingresos que les autorizó el Gobierno a fines de 2016.

Por el ajuste semestral según el Ipim, las distribuidoras calcularon un alza en el período noviembre 2017 y febrero de este año del 6,618%, calculando para el primer bimestre del año una variación igual a la de diciembre (1,64%). Pero como dio un 4,6% en enero y se puede prever un número similar para febrero, el ajuste por inflación rozará el 13%, sobre lo que perciben transportistas y distribuidoras.

Al mismo tiempo, también aumenta por precios mayoristas la compensación por el escalonamiento que pasaría del 22,77% sobre los ingresos que perciben las empresas desde abril del año pasado, a un número superior al 25%. Se confirma así nuevamente que los aumentos de tarifas disparan la inflación y ésta a su vez genera nuevas variaciones en las facturas de los servicios públicos.

El temario que se tratará este martes incluye:

La suba del 33% al 34% en el precio del gas que representa el 40% de las factura sin impuestos, que pasará en promedio desde u$s4,19 a u$s4,68, con un aumento del 11,7%. A eso hay que sumarle la variación en el tipo de cambio, que pasará desde $18,33 a $22,29, porque las empresas toman el futuro del tipo de cambio del segundo semestre del año afirmando que será entonces cuando cobren el gas consumido.

El alza de alrededor del 45% en los ingresos de transportistas y distribuidoras que significan el otro 60% de la boleta antes de impuestos, debido a la tercera etapa del aumento autorizado por el Gobierno, la compensación por el escalonamiento en tres fases, y el ajuste por inflación desde octubre 2017 a febrero.

El establecimiento de un mecanismo para que el gasto que realicen los hogares en otoño-invierno se reparta durante todo el año para evitar un fuerte impacto de bolsillo por esos consumos. Esta alternativa tiene como antecedente la distribución en cuatro cuotas de las facturas del último invierno. Pero ahora se basaría en estimar un consumo igual al del año anterior para cada bimestre, y esto puede dar complicaciones en el futuro como ocurrió durante el Gobierno anterior con las boletas de Edenor y Edesur cuando al fin de cada año se determinaba el monto adeudado por la diferencia entre el consumo estimado y el real, lo que creó malhumor en muchos usuarios.

ambito.com

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445