SEGUINOS

NACIONALES

Ajuste: afirman que no habrá contrapropuesta de provincias

“El Gobierno nacional debe definir el ajuste, no podemos provincializarlo”. Con esa frase se despidió de la Casa de Salta en Buenos Aires un ministro de Economía norteño tras reunirse con sus pares de distritos PJ. El encuentro que se suponía para elaborar una contrapropuesta a la Casa Rosada para redondear recortes del Presupuesto 2019 terminó de otra forma: las decisiones unilaterales de Nación marcaron un quiebre en la negociación. En paralelo, un grupo de gobernadores tanteaba un encuentro para esta tarde para endurecer posiciones.

De la cumbre de la Casa de Salta participaron representantes de San Juan, Chaco, La Pampa, Formosa, Tucumán, Entre Ríos, Córdoba, Catamarca, Tierra del Fuego y los locales salteños. El equipo peronista en pleno, salvo por la ausencia de San Luis, ya que Alberto Rodríguez Saá evitó desde el inicio el camino acuerdista. Extrapartidario: el socialismo de Santa Fe tuvo lugar en la mesa, donde se concluyó que las provincias pedirán una nueva audiencia a Nación pero con una lógica diferente. Darán “puntos de vista” a cada ítem siempre bajo la premisa de que “el acuerdo con el FMI lo decidió el presidente Mauricio Macri” y no irán con la famosa contrapropuesta bajo el brazo. Aunque -garantizan- eso no redundará necesariamente en una traba adicional a la sanción del Presupuesto.

“Estamos viendo que nos trasladaron el ajuste y es el Gobierno nacional quien debe elaborar el Presupuesto, no nosotros”, manifestó otro presente del cónclave. Es decir, tras las últimas medidas de Cambiemos, las provincias no están dispuestas a pagar el costo político. Además, sugerirán un esquema donde no sólo se ponga la lupa sobre el gasto, sino también sobre los recursos. Traducido: pedirán retenciones o impuestos a sectores que generan más ganancias para que el recorte a aplicar sea menor.

El final por decreto del Fondo Federal Solidario (FFS) que se componía de aportes de retenciones a la exportación de soja fue la gota que colmó el vaso. En especial porque no hubo consultas y porque hay obras comprometidas que prevían “un goteo hasta diciembre del FFS”. Los funcionarios se habían sentado hace tres semanas con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y del Interior, Rogelio Frigerio, y además de conocer los ítems que Nación planeaba podar se volvieron a sus pagos con la promesa de que las provincias podrían elegir qué puntos compondrían el mix de ajuste. Siempre bajo la lógica del mal menor, ya que nunca una pérdida de recursos es bien recibida.

“Esto de ‘decidan’ no está funcionando. Nos sorprendió que después de firmar el Consenso Fiscal cortaran a los ocho meses un componente importante como el FFS”, dijo a Ámbito Financiero un funcionario provincial. Y recordó que otras decisiones inconsultas de la Casa Rosada, incluidas algunas positivas como la continuidad del Fondo Nacional de Incentivo Docente, que estaba en power point de Dujovne como posible baja. O los cambios en las asignaciones familiares, que quedaron en suspenso por las quejas patagónicas.

La mención al Pacto Fiscal no fue al pasar. Las provincias creen que Nación no cumplió su parte del consenso. Al deceso del FFS se suman dificultades para los revalúos catastrales y pifias macro respecto al crecimiento de la economía (“este año íbamos a un 3,5% y ahora será menos de 0,5%”), metas de inflación, valor del dólar, etc. Puntualmente. los ministros creen que es una quimera en este contexto seguir con la baja progresiva de Ingresos Brutos.

“Hay tiempo para acomodar las cuentas. No podemos seguir haciendo esfuerzos porque las consecuencias sociales son graves”, mencionó un ministro del centro del país. De allí seguirá el pedido de que no se corten fondos sociales ni los relacionados con programas de salud y educación. “Prefiero un ladrillo menos, pero que no falte comida”, graficó. Y el foco en recursos apunta en la misma dirección. En palabras de un titular de Economía provincial: “Que el ajuste no caiga sólo en los sectores más vulnerables, que el esfuerzo sea compartido”.

Asimismo, los gobernadores peronistas también planeaban un encuentro para hoy. El tanteo seguía al cierre de esta edición, ya que se fueron bajando por diferentes motivos los mandatarios menos confrontativos. Entre quienes empujan la reunión está la fueguina Rosana Bertone y el tucumano Juan Manzur, con el objetivo de reflotar la Liga de Gobernadores PJ y endurecer posiciones en conjunto ante la Casa Rosada.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas