SEGUINOS

POSADAS

Alcoholismo y violencia: procesos de transición en el mundo y la familia están generando cambios de conducta

El magíster en antropología social Roberto Abínzano hizo notar que esta transición hacia una familia que todavía no puede preverse en cómo se conformará en el futuro está produciendo cambios sociales y de conductas individuales. A propósito del consumo de alcohol y de la violencia juvenil en los jóvenes, el también docente de la Facultad de Humanidades hizo notar que también debe considerarse, en el caso de conductas violentas, que la televisión por ejemplo se nutre con programas extranjeros en los que en un 85% de los casos son policiales.

“La violencia pasa a ser entonces no algo histórico o restringido sino algo natural”, observó. “Es posible que esto no incida en la gran mayoría, pero sí en aquellos predispuestos por resentimientos, por marginalidad social. Y son estos sectores los que terminan despreciando la vida. La propia y la de los demás”, destacó.



Por otra parte y respecto del consumo excesivo de alcohol, dijo que igualmente tienen incidencia estos cambios en la sociedad y en la familia. En esta última hizo notar que “la familia tradicional contenía mucho más a sus integrantes. La de hoy es más reducida que aquella y es algo común la separación de los padres; separación que, sin embargo, es sentida de manera muy dura por los hijos”.



Añadió que “además los padres que consumen mucho alcohol y hasta hacer alarde de ello no pueden pedirle a su hijo que no consuma. Como no pueden pedirles que no fumen echándoles el humo en la cara”.



Abínzano participó el viernes a la tarde del inicio de mesas redonda interdisciplinarias para analizar el consumo de alcohol, patrocinadas por la Municipalidad de Posadas.


Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas