SEGUINOS

POSADAS

Alcoholizado, peleó con todos y terminó preso

Un hombre de 33 que provocó daños en un bar de Guaraní, no dudó en enfrentarse con la Policía pero igualmente terminó preso. Ahora también debe responder porque su pareja lo denunció por haber sido agredida junto a sus cuatro hijos. Todo comenzó este martes a las 19.45, cuando la Comisaría de esa localidad fue alertada sobre un incidente en el bar de Laura Domeraski, en el barrio Olega. Allí, Orlando B. (33), había estado bebiendo y provocando a otras personas, además de romper algunas cosas.

Cuando la patrulla llegó al lugar, el hombre escapó hacia su casa a la carrera pero salieron en su persecución el cabo primero Daniel Avellaneda y el agente Jorge Salazar, quienes se trenzaron en lucha con el individuo.



Al advertir que la situación era complicada, el chofer del patrullero pidió apoyo al Comando Radioeléctrico, que colaboró en la detención de Orlando B., quien había golpeado a Salazar en un brazo y roto el uniforme del cabo.



Apenas el hombre fue trasladado a la comisaría, se presentó Graciela Da Silva, de 34 años, quien radicó una denuncia por haber sufrido junto a sus cuatro hijos una agresión por parte de B.



El irascible sujeto quedó imputado de los delitos de daño, lesiones, resistencia a la autoridad y amenazas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas