SEGUINOS

NACIONALES

Alerta: el Gobierno profundiza los recortes en los medios públicos y busca ahorrar mil millones

La poda del gasto público que impulsa la Casa Rosada tendrá un capítulo significativo en los medios de comunicación estatales. El Gobierno pretende alcanzar un ahorro de $1000 millones en Radio y Televisión Argentina (RTA), con medidas como la suspensión de paritarias y el fin de las horas extras. En la agencia de noticias Télam el panorama es más incierto.

 

Fuentes oficiales admiten que en Télam se está “evaluando la planta de personal para corregir los números” dentro de esa dependencia, que hoy tiene unos 840 empleados.

 

Este plan de recortes ya permeó en los trabajadores de los medios públicos, que iniciaron medidas de fuerza. En Télam, tras el despido de dos empleados, hubo cese de actividades durante cuatro días la semana pasada, y el paro continuó ayer y hoy. El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), que lleva la voz cantante, marchó con otros gremios a la entrega de los Martín Fierro para denunciar “el vaciamiento de los tres medios del Estado”.

 

Desde el Gobierno ven este recorte como una crónica anunciada. El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi , había quedado rezagado en la carrera de ajustes a la que se habían lanzado todos los ministerios. Pero el guadañazo a los gastos públicos iniciado la semana pasada le marcó los tiempos.

 

Dujovne, de hecho, anunció que se buscará “acelerar el equilibrio presupuestario de las empresas públicas” y nombró, entre otras, a RTA y a Télam. Dijo que, a nivel global, los aportes que hace el Tesoro nacional para mantener la operatividad de las empresas del Estado pasarán de $12.000 millones, este año, a $6000 millones, en 2019.

 

En la TV Pública no habrá aumentos este año porque, según destacaron, los sueldos se encontraban por encima de los del resto de la industria En la TV Pública no habrá aumentos este año porque, según destacaron, los sueldos se encontraban por encima de los del resto de la industria Crédito: Gentileza Sking

“En el Sistema de Medios Públicos no se hizo un control de dotaciones tan rígido como en otras áreas. La Secretaría de Empleo Público no ingresó para evaluar cuánta gente trabaja y qué perfiles se necesitan”, señalaron fuentes oficiales a LA NACION, al tiempo que admitieron que la administración central tiene menos injerencia que en los ministerios.

 

Evaluación de números

Mientras aumenta la presión de la Casa Rosada, desde el Sistema Federal de Medios Públicos destacan “el plan de ahorro de $1000 millones” que se puso en marcha este año en RTA. En la TV Pública, eso se tradujo en el congelamiento de las paritarias (no habrá aumentos este año) porque, según esgrimieron, los sueldos de la señal estatal se encontraban “un 25% por encima de los del resto de la industria”.

 

También se decretó el fin de las horas extras, un componente importante del salario que afectó la programación. Por esta merma ya no hay noticieros los fines de semana. “Hoy, el salario en mano es el 50% del que percibíamos en 2017”, señalaban ayer en el Sipreba, y agregaban que los recortes llegaron también a otros componentes estipulados por convenio colectivo.

 

Desde el Gobierno destacaron que otro ahorro importante estará en los derechos para transmitir el Mundial de US$19 millones en 2014 a un tope de US$3 millones este año.

 

En Radio Nacional, los recortes llegaron a los inmuebles. Las oficinas porteñas de la emisora estatal se emplazaban en dos edificios, uno propio y otro alquilado, en Maipú al 500. Los trabajadores del inmueble en alquiler fueron trasladados a la planta de Pacheco para ahorrar unos $300.000 mensuales.

 

Lombardi, además, dispuso que una buena parte de las 48 filiales de Radio Nacional en las provincias se conviertan en repetidoras de la programación central, por lo que redujeron costos. “La radio recupera su sentido federal”, señalaron las fuentes oficiales.

 

Desde el Sipreba aseguraron que también en la emisora estatal hubo recortes de horas extras y más de 20 despidos entre enero y marzo.

 

En el último partido amistoso de la selección se vieron carteles en reclamo por los despidos en Télam En el último partido amistoso de la selección se vieron carteles en reclamo por los despidos en Télam

La agencia Télam es la que vive por estas horas el escenario más tenso. “Estamos mirando profundamente a la empresa para definir una hoja de ruta”, señalaron desde el Sistema Federal de Medios Públicos a LA NACION. Subrayaron que fue “llamativo” el aumento de la dotación.

 

“A fines de 2001 la agencia tenía 406 empleados. En 2015, la cantidad había alcanzado los 926 puestos. Ya en 2017 los empleados sumaban 893”, enumeraron. Pero no quisieron referirse a un plan de desvinculaciones.

 

El despido de dos trabajadores días atrás por un cable de noticias con información errónea sobre las Lebac -a pocas horas del vencimiento de esas letras- puso en alerta a los tres gremios de esa sociedad del Estado.

 

“Estos dos despidos son un mal antecedente. Se argumenta un error intencional no probado y no hubo ninguna instancia intermedia de diálogo”, señalaron en el Sipreba.

 

Desde el Sistema Federal de Medios Públicos consideraron que el cable fue “altamente sospechoso” y “una fake new en un momento delicado del país”. “Poco colabora este episodio porque desprestigia a la empresa”, advirtieron.

 

Fuente: La Nación.

Descargar Semanario Seis Páginas