SEGUINOS

Salud

Alertan que los auriculares pueden causar problemas de audición “de manera progresiva”

En diálogo con C6Digital la fonoaudióloga, Natalia Zajaczkowski, remarcó que escuchar música en un alto volumen al utilizar auriculares puede generar severos problemas de audición. “El inconveniente se da por la acumulación de ruido en un tiempo prolongando”, dijo. Recomendó que los padres no prohíban a sus hijos usar el aparato pero “si deben decirles si uno escucha desde afuera el ruido del auricular es porque más adelante puede aparecer un problema que luego no se recupera más, porque las células se dañan y quedan sensibles; hay que tomar conciencia”.

En ese sentido, aseguró que problemas similares pueden ocurrir a personas que trabajan todos los días en lugares con mucho ruido. “Un profesor de gimnasia está todo el día en un ambiente donde está la música fuerte. La peluquera constantemente está con el ruido del secador, son cosas que a la larga terminan afectando la audición de las personas”, señaló.

Remarcó que muy pocas personas se acercan al fonoaudiólogo por consultas, la gran mayoría lo hace sólo cuando detecta un problema en uno o ambos oídos.

Zajaczkowski trabaja en el hospital Materno Neonatal, precisó que allí se realizan estudios a los bebés, los cuales son obligatorios hacerlos al menos una vez por año. “El procedimiento es sencillo y gracias a lo que hacemos podemos saber cómo está la audición interna del niño”, comentó. Advirtió que no se puede predecir el futuro pero si es posible conocer en detalle el estado auditivo del paciente.

En mayo el programa provincial de Detección Temprana de Hipoacusia cumple 11 años, al respecto subrayó que “cuando el problema es grave y no se puede escuchar colocamos el implante coclear para llevar a cabo el tratamiento. Es muy emocionante cuando vemos a los niños escuchar por primera ve con el aparato. Todo lo aporta el Estado y lo suben las obras sociales”.

Respecto a la Microtia, afirmó que muchos factores hacen propensa a la persona a tener la deformidad congénita. “Puede darse por un problema en el embarazo o algo genético. Puede suceder cuando la madre está expuesta a agrotoxicos en los meses de gestación”, explicó. Aseguró que el oído interno se forma de manera separada al externo, por lo que la deformidad en uno no tiene  que necesariamente que incidir en el otro.

Recalcó que en caso de usar el hisopo, se lo debe hacer responsablemente. “Debe limpiarse sólo por fuera y no meter dentro del oído porque el tímpano es muy sensible”, aseveró.