Cuidados especiales para adultos mayores y personas con enfermedades crónicas y bebés en época estival

POSADAS
MARTES 06 DE ENERO DE 2015 - 12:48
Cuidados especiales para adultos mayores y personas con enfermedades crónicas y bebés en época estival

Ante los intensos calores que siguen azotando el país, el Ministerio de Salud Pública reiteró una serie de recomendaciones para tener cuidados especiales con los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas y también los bebés con el objetivo de evitar efectos adversos en su salud. Para ello aconsejó a los familiares, vecinos y personas cercanas a dichos grupos poblacionales a seguir las recomendaciones de la cartera sanitaria para prevenir complicaciones de salud graves en esta época estival.

https://twitter.com/noticiasdel6
https://www.facebook.com/canalseisposadas
WhatsApp
Telegram
Imprimir
Entre los aspectos que deben tenerse en cuenta los profesionales recomiendan:
- Tomar abundante líquido -en especial agua- al menos 2 litros diarios y con frecuencia, aunque no sienta sed
- Evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día
- Cubrirse la cabeza con un sombrero o gorra y vístase con ropa ligera de colores claros
- Usar anteojos para protegerse del sol
- Caminar por la sombra
- Si se va a exponer al sol hacerlo en los horarios recomendados: especialmente evitar la exposición entre las 10:00 y las 16:00 hs. No olvidar el uso de cremas de protección solar
- En lo posible hay que darse un baño diario, preferentemente en forma de ducha o refréscarse con paños húmedos
- Es importante una buena nutrición: aumentar el consumo de frutas de verano y verduras frescas (por lo menos 5 raciones de frutas y verduras por día)
- Comer las 4 comidas, no saltear ninguna
- Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes
- Dentro de su casa hay que quedarse en la sala más fresca
- Si nota que no se siente bien por el calor pida ayuda. Si además aparecen síntomas como dolor de cabeza, dolor abdominal, nauseas, vómitos, mareos, 
consulte al médico
- Si vive solo trate de mantenerse en contacto con alguien cercano

Además, en esta época del año, los desajustes producto de las fiestas sumado a las altas temperaturas, suelen ser otro factor desencadenante de complicaciones para la salud de las personas mayores y pacientes con enfermedades crónicas. 

Recomendaciones para los niños

En el caso de los bebés, se aconseja darles el pecho con mayor frecuencia, mojarles el cuerpo, y si tienen más de 6 meses, darles agua fresca apta 

para el consumo. Para lo más chicos es ideal no esperar que pidan agua sino ofrecerles continuamente líquidos, especialmente jugos naturales; vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros y proponerles juegos tranquilos para que no se agiten.
   En caso de que aparezcan síntomas concurrir al médico; intentar baja la temperatura del cuerpo con paños fríos o con un baño en agua fría; ingerir 
agua fresca; permanecer en un lugar fresco y ventilado y no consumir medicamentos antifebriles.
     Además de golpes de calor, la exposición al sol puede causar quemaduras en la piel, por esa razón se deben evitar las horas de mayor radiación y observar la sombra propia: si es corta o no se ve, significa que hay que resguardarse del sol. También hay que mantener a los niños menores de un año a la sombra y nunca exponer a bebés menores de 6 meses, ni siquiera con protector solar; usar ropa clara, sombrero o gorra para proteger la piel y los ojos del sol y aplicar filtro solar siempre con un factor de protección de 15 o más y reponerlo cada 2 horas.

Medidas a tener en cuenta por los viajeros

Ya sean por placer o por trabajo, los viajes nos someten a diversos factores que pueden alterar nuestro bienestar. En función del destino elegido y de los antecedentes de salud individuales, es recomendable tener en cuenta los siguientes aspectos para poder asegurarnos un itinerario saludable: 
• Es fundamental informarse sobre el lugar del viaje: la geografía, el clima, los servicios médicos disponibles, la existencia de agua potable, las enfermedades endémicas o brotes epidemiológicos existentes, etc.
• Se aconseja siempre realizar una consulta al médico o a un servicio de medicina del viajero, aun cuando no haya ningún síntoma o dolencia puntual, para informarnos sobre los recaudos y medidas preventivas a tomar. También es recomendable hacer una consulta odontológica, a fin de evitar alguna molestia durante el viaje.
• Es muy importante aplicarse las vacunas y/o tomar la medicación profiláctica indicada por el médico, de acuerdo al lugar de destino y la situación particular (edad, gestación, enfermedad preexistente, etc.).
Llevar la medicación que se toma habitualmente en cantidad necesaria y una receta médica con las drogas originales. En el caso de usar anteojos, lentes de contacto o audífonos, también se recomienda llevar un par de más y una receta del especialista.
Incluir entre la documentación, una tarjeta identificatoria sobre las enfermedades que padece y el listado de medicamentos que le producen alergias.
Contratar un seguro médico y verificar los servicios de atención médica del lugar de destino.
Llevar la ropa adecuada al clima del lugar de destino.
Preparar un botiquín de viaje, incluyendoademás elementos adicionales que pueda recomendar el profesional médico de acuerdo al lugar de destino.



Inicio  |  Top  |  Imprimir
El ahorro de papel nos ayuda a proteger el medio ambiente. Imprima solo lo necesario.