Afirman que el cártel del “Chapo” Guzmán se posicionó en Misiones hace ya varios años

POSADAS
LUNES 20 DE JULIO DE 2015 - 07:14
Afirman que el cártel del “Chapo” Guzmán se posicionó en Misiones hace ya varios años

Tras escaparse a través de un túnel de 1,5 km de extensión, el mexicano vuelve a ser el narco más buscado. Lo analiza el Semanario en su Edición N° 293
°

https://twitter.com/noticiasdel6
https://www.facebook.com/canalseisposadas
WhatsApp
Telegram
Imprimir
Aprovechando la estratégica ubicación de la provincia, su clima y en especial la fragilidad de la frontera, especialistas aseguran que el narco Joaquín Guzmán instaló centros de producción, acopio y distribución de droga y que tiene como uno de sus ejes a Iglesias evangélicas, según lo afirmó el especialista e investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Edgardo Buscaglia, quien desde hace varios años viaja a nuestro país para realizar un trabajo de campo sobre los cárteles mexicanos.

Explicó Buscaglia a distintos medios nacionales e internacionales que el temido cártel de Sinaloa liderado por “El Chapo” Guzmán” amplió su campo de operaciones y para ello eligió a las provincias del Norte argentino, Chaco, Formosa y Misiones. 

Resguardada por algunas iglesias de la región, esta organización ha logrado mantenerse a salvo de operativos policíacos y se ha vinculado con las comunidades locales, que le brindan la protección que requiere, destacó el investigador.

La forma de infiltrarse de esta organización es mediante el trabajo social que realizan algunas de estas iglesias, y aprovechan  que tienen “la complicidad de las autoridades de esa nación sudamericana (por Argentina) que, a diferencia de las colombianas o chilenas, no hacen nada para frenar la invasión mexicana”.

El perito relató que esta organización no es la única sino que son varias y que están en la zona Norte del país desde hace más de cinco años. “Los colombianos ya tenían participación en el país desde los años 90, pero los cárteles mexicanos comenzaron a expandirse visiblemente a partir de 2007 y su manejo patrimonial y de inversiones está focalizado en Buenos Aires, en Córdoba y en Santa Fe.

Sin embargo, de acuerdo con un reporte que la Secretaría de la Defensa Nacional mexicana entregó en octubre de 2010 a los diputados del Congreso, fue a inicios de 2003 cuando los cárteles mexicanos redimensionaron su rol para fortalecer su participación e influencia en países de Centro y Sudamérica. Intensificaron su presencia en Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Centroamérica para la producción de cocaína y a partir de 2007 se trasladaron a Argentina para la fabricación de efedrina, precursora de drogas sintéticas.

El lugar menos pensado

Para algunos especialistas la estrecha relación entre iglesias de diferentes denominaciones y grupos criminales tiene como uno de sus fines el lavado de dinero. Tal como lo explica Marcelo Decoud, director regional para América Latina de la International Compliance Association, institución que imparte capacitación en materia de criminalidad financiera y combate el lavado de dinero. Decoud sostiene que las organizaciones criminales utilizan iglesias con representación en varios países de Latinoamérica para este fin. Según sus explicaciones, las agrupaciones religiosas acudirían a un banco para depositar fuertes sumas en efectivo que dicen haber recibido de sus fieles; luego el dinero es transferido a otro banco y finalmente a otro, fuera de su país de origen, principalmente en instituciones ubicadas en paraísos fiscales.

Por su parte, Buscaglia si bien no descarta que se utilicen las estructuras religiosas para lavar dinero, considera que las organizaciones criminales las usan para ganarse el favor de la gente, y de esta manera garantizar su propia seguridad.

“La situación de penetración es con fines típicos que todo grupo criminal tiene para poder protegerse socialmente en determinadas áreas. A veces lo hacen a través de la Iglesia Católica y en otras ocasiones utilizan a las asociaciones evangélicas, protestantes. En Centroamérica se valen de las bautistas y evangélicas”, explica.

Especifica que los grupos criminales promueven su protección social mediante la construcción de iglesias y de infraestructura religiosa, y asimismo por medio del financiamiento de actos religiosos. En ese sentido, sostiene que las iglesias no buscan lavarles dinero a los grupos criminales sino que lo que pretenden es protegerse socialmente y obtener legitimidad social, ese es el modus operandi de estos grupos.

Poderoso y sanguinario

Joaquín “El Chapo” Guzmán nació en 1957 en Culiacán,  comenzó lugarteniente de Miguel Ángel Félix-Gallardo, jefe del cártel de Guadalajara, en la década de 1980, y fue pionero en el transporte de cocaína y marihuana en grandes aviones Boeing desde Colombia a Estados Unidos, que regresaban luego cargados de millones de dólares en billetes pequeños.

En 1989, Félix-Gallardo fue detenido y procesado, lo que causó que el cártel de Guadalajara se dividiera y que Guzmán se trasladara a Culiacán donde fundó el cártel de Sinaloa, consolidándose como el líder del narcotráfico en México.

Si bien El Chapo fue apresado varias veces, siempre logró escabullirse de la ley hasta que en febrero del año pasado fue detenido y trasladado a una cárcel federal de máxima seguridad en México.

Sin embargo, la historia del fundador de uno de los cárteles más poderosos y sanguinarios no termina ahí. El pasado fin de semana, Guzmán volvió a eludir la fuerza de seguridad, esta vez se escapó por un túnel que unía los baños de la prisión donde estaba con la calle. 

Nuevamente “El Chapo” vuelve a ser el narco más buscado por distintas fuerzas de seguridad. Lo preocupante es que continúe actuando y acrecentando su negocio sobre todo en nuestro país y específicamente en Misiones.

www.seispaginas.com.ar




Inicio  |  Top  |  Imprimir
El ahorro de papel nos ayuda a proteger el medio ambiente. Imprima solo lo necesario.