SEGUINOS

POLITICA

Analizan la propuesta de los gobernadores para que más gente y empresas paguen impuestos

El entusiasmo volvió a jugarle una mala pasada al Gobierno. La semana pasada la Casa Rosada había dejado trascender que el ajuste de $300 mil millones para el Presupuesto 2019 ya estaba listo en un 75%. Muchos de los gobernadores más dialoguistas se sintieron expuestos y traicionados.

El lunes, en el Ejecutivo anunciaron que este jueves los 19 ministros de Economía volverían a reunirse con el secretario de Hacienda Rodrigo Pena, el secretario de Provincias Alejandro Caldarelli del ministerio del Interior y su segundo, Paulino Caballero. Incluso señalaron que Rogelio Frigerio podría ser de la partida. A las pocas horas debieron dar una nueva marcha atrás: no habría entonces ninguna cumbre. “Los gobernadores mandaron un documento donde proponen aumentar las bases imponibles y mejorar la equidad tributaria, lo estamos viendo con AFIP”, explicaron cerca del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, que monitorea los avances en la negociación con los ministros de economía de las provincias opositoras.

Se refieren a algunas de las sugerencias que los peronistas dejaron trascender a través de un comunicado. Cerca de los funcionarios nacionales que participaron de la reunión del jueves pasado en la Casa de Salta se quejaron por la falta de precisiones del documento. “Es opinión mayoritariamente de las provincias plantear la necesidad de generar más recursos a través de la ampliación de la base tributaria, sin recurrir al aumento de las alícuotas de impuestos”, hicieron saber -enojados- los ministros provinciales. Desde la AFIP, que conduce Leandro Cuccioli, confirmaron que habrá una reunión para analizar las propuestas que tengan las provincias, pero evitaron precisar si los dirigentes opositores serán parte de la misma.

El encuentro se produciría la semana que viene y los ministros provinciales llevarían sus propuestas al organismo recaudatorio.

En el Palacio de Hacienda insisten en que no se habló de alícuotas en la última reunión en la Casa de Salta, pero reconocen nuevas exigencias. “Por un lado, piden menos exenciones y por otro mejorar la administración tributaria por ejemplo, cruzando información entre la AFIP y las DGR provinciales para que haya menos evasión y elusión fiscal”, afirman.

En Hacienda dicen que la posición de los gobernadores no es uniforme. “Cuando vas a algo muy concreto no tienen una posición homogénea. No sé, por ejemplo, qué opina San Juan sobre retenciones a la minería”, señaló un importante secretario de Estado.

En las últimas horas trascendió un informe técnico de la bancada de Argentina Federal, que conduce Miguel Pichetto. El documento que el senador rionegrino hizo llegar a los gobernadores tiene tres semanas, pero varios de sus principales puntos fueron difundidos este martes en El Cronista. Proponen, por ejemplo, suspender la baja de Ganancias prevista para 2019 y su ajuste por inflación y restituir el 1% de bienes personales para cuentas y propiedades en el exterior. Según los cálculos de los asesores de Pichetto, el Estado podría recaudar de esa manera $145 mil millones más, de los cuales $82 mil millones serían coparticipables. También señala que debe calcularse el excedente que no está contemplado en la recaudación y que este año sería de $40 mil millones. En rigor, significaría suspender algunos de los puntos de la Reforma Tributaria, una idea que ya apareció al inicio de la negociación y que el Ejecutivo resiste.

En el Gobierno hay molestia. Por un lado, sostienen que el único que puede calcular rigurosamente el impacto fiscal de cualquier modificación es la AFIP. Además, insisten en que el informe titulado “Propuesta de provincias para obtener mayores recursos presupuestarios” no fue presentado por los ministros provinciales durante el encuentro con las autoridades nacionales. Destacan que incluso hay contradicciones entre los planes del senador patagónico y de los gobernadores. “Pichetto quiere prolongar los beneficios para la industria del software y los gobernadores los quieren eliminar”, precisan. La presión impositiva sobre quienes ingresaron al blanqueo tampoco convence al Ejecutivo. “Quieren que les cambiemos las reglas del juego”, se quejan en el Gobierno.

También rechazaron que pueda haber recortes en la ANSeS en materia jubilatoria. Solo está en evaluación los sistemas de privilegio, pero nada es seguro. Este viernes, funcionarios y dirigentes nacionales de Cambiemos recibirán a los referentes patagónicos del oficialismo. Son los mismos que obligaron al Gobierno a dar marcha atrás con las asignaciones por zona geográfica, que en Hacienda y Jefatura de Gabinete no se resignan a no recortar.

En el organismo que conduce Emilio Basavilbaso rechazaron que se analice vender ahora el paquete accionario del Fondo de Garantía de Sustentabilidad o achicar el sistema previsional, un fantasma que se agita desde la oposición. “Fuimos los únicos que hicimos una ley en la que establecimos que queremos un sistema público y de reparto. Lo hicimos al inicio de nuestra gestión”, explicaron allegados a Basavilbaso, quien el miércoles pasado estuvo reunido a solas con Mauricio Macri. “No se habló ni del FGS ni del acuerdo con el FMI”, insistieron.

Fuente: Clarín.

Descargar Semanario Seis Páginas