SEGUINOS

POSADAS

Andersen anticipó su voto negativo para la reforma impositiva

El diputado Pablo Andersen adelantó que la iniciativa oficialista de aumentar algunas de las alícuotas del régimen impositivo contenida en un proyecto de ley presentado recientemente a la Legislatura no será acompañada por el voto del bloque Radical, “sin perjuicio de reiterar la más decidida disposición y voluntad política de trabajar en el logro de una política tributaria al servicio de la producción y del bienestar de todos los misioneros”, dijo.

Comunicado


La Constitución Provincial en su artículo 71 prescribe que “El régimen tributario de la Provincia se estructurará sobre las bases de la función económico- social de los impuestos y contribuciones”. En el artículo 72 el mandato de la Ley Fundamental es inequívoco en cuanto a que “Los artículos superfluos o suntuarios se gravarán más intensamente y los consumos esenciales de la poblacón se desgravarán paulatinamente”.
 


La orientación impositiva de nuestra Constitución tiene sentidos y objetivos muy precisos en relación al logro de “una tasa de inversón óptima” factor relevante del desarrollo económico, en definitiva, del bienestar general en la medida en que la política fiscal se instrumente prudentemente en beneficio de una más equitativa distribución del ingreso. La Unión Cívica Radical a través de sus representantes ha planteado reiteradamente la necesidad de una revisión integral del régimen tributario de manera de poder adecuarlo a la realidad económica y social provincial y generar las condiciones de posibilidad de una mayor productividad del conjunto de la producción sin perder de vista que, como también manda la Constitución,  “La igualdad, proporcionalidad y progresividad constituyen la base de los impuestos y de las cargas públicas”.
 
El impuesto a los ingresos brutos  es un tributo que por su naturaleza y estructura es trasladable, de manera que el sujeto de derecho que efectivamente lo abona luego lo recupera total o parcialmente cuando el sujeto de hecho paga el precio, por ejemplo, de determinado consumo. Es por ello que un eventual incremento en las alícuotas de la comercialización al por mayor o menor de productos por parte de hipermercados, autoservicios mayoristas o supermercados más tarde o más temprano lo terminaría pagando el consumidor final y ello en un contexto de alta inflación y de preocupantes signos de desaceleración del crecimiento económico, resultaría a todas luces, cuanto menos, inconveniente. En consecuencia, la iniciativa de aumentar algunas de las alícuotas del referido gravamen contenida en un proyecto de ley presentado recientemente a la Cámara, no será acompañada por nuestro voto, sin perjuicio de reiterar la más decidida disposición y voluntad política de trabajar en el logro de una política tributaria al servicio de la producción y del bienestar de todos los misioneros.


Diputado Pablo Mario Andersen


 


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas