SEGUINOS

POSADAS

Ante el Tribunal, la pareja acusada de Trata se mantuvo en silencio

Mario Francisco Arriola (59) y Estela Martínez (37) comenzaron a ser juzgados por reclutar a la hija mayor de la mujer para prostituirla en una whiskería de la localidad bonaerense de Pablo Podestá. La chica -oriunda de Puerto Iguazú- logró regresar junto a su padre y unos meses después le contó lo sucedido a su padre, quien radicó la denuncia. Los imputados se abstuvieron de declarar ante el Tribunal Oral Federal. El caso salió a la luz en octubre de 2008 cuando una de las víctimas, Fany, se presentó junto a su padre y la responsable del Programa “Luz de Infancia” ante la Policía Federal y relató el calvario que vivió luego que su madre la hiciera viajar a Buenos Aires, con la promesa de que trabajaría como niñera.

Este jueves, el Tribunal Oral Federal de Posadas comenzó a ventilar en un juicio oral y público una causa por el delito de Trata de personas, hecho por el cual se sentaron en el banquillo de los acusados el porteño Mario Francisco Arriola (59) y Estela Martínez (37), madre de la víctima. Este es el cuarto caso que llega a juicio oral por este delito en la provincia.



La mujer está acusada del delito de trata en calidad de ofrecimiento calificado por el vínculo y por la participación de tres o más personas organizadas y una víctima menor de trece años; mientras que el hombre debe responder por el delito de trata en calidad de captación, traslado y alojamiento calificado.



Ambos imputados se abstuvieron de declarar ante los camaristas Manuel Alberto Moreira, Carlos Adolfo Sodá y Norma Lampugnani, motivo por el cual se reprodujo lo que declararon en su momento ante el juez federal de Eldorado, Mario Hachiro Doi, en un intento por despegarse de la grave acusación.



El caso salió a la luz en octubre de 2008 cuando una de las víctimas, Fany, se presentó junto a su padre y la responsable del Programa “Luz de Infancia” ante la Policía Federal y relató el calvario que vivió luego que su madre la hiciera viajar a Buenos Aires, con la promesa de que trabajaría como niñera.



Estela Martínez abandonó su hogar cuando se contactó con Arriola, quien le ofreció un trabajo mejor remunerado que el que tenía en un hotel de Puerto Iguazú. La mujer dejó a sus tres hijas al cuidado de su ex esposo, Eugenio, y viajó hacia Pablo Podestá, donde comenzó a ejercer la prostitución.



Arriola fue quien compró el pasaje para que Fany viajara a Buenos Aires. El hombre junto a Estela Martínez y otra mujer la esperaron en la terminal de Retiro y la llevaron hacia el burdel. Allí advirtieron que la joven descubrió el engaño y manifestó que no tenía intenciones de ejercer la prostitución. Según su relato, Arriola la llevó a su casa, donde la sometió sexualmente y luego la condujo a Villa Carlos Paz, Córdoba, donde la obligó a tatuarse su nombre en uno de los brazos.



Tras regresar a Buenos Aires, la joven consiguió que Arriola y su madre la dejaran regresar a Puerto Iguazú. Unas semanas después llegó a la ciudad de las Cataratas Arriola tras los pasos de Fany, en un intento por asegurarse su silencio.



Unos meses después, Martínez llevó a sus dos hijas menores -tenían 14 y 11 años-, aparentemente con intenciones de introducirlas en el mundo de la prostitución, ya que de las escuchas telefónicas surge que en el burdel hablaban sobre la llegada de chicas “sin perforar”.



Temerosa que sus hermanas vivieran el mismo calvario, Fany le comentó a una vecina algo de lo sucedido en Buenos Aires y la mujer rápidamente puso en conocimiento de los hechos a Eugenio, quien decidió acudir a Marcelina Antúnez, de “Luz de Infancia” y luego radicó la denuncia.



En su declaración ante la Instrucción, Arriola aseguró que la chica nunca fue obligada a prostituirse y que en varias ocasiones durmió en su cama “pero vestida” y que la imputada Martínez y sus hijas llegaron a trabajar como meseras en su bar.



El debate continuará este viernes con la declaración de diez testigos, mientras que otras tres personas deben presentarse el lunes.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas