SEGUINOS

POSADAS

Aparecieron cuatro jóvenes que naufragaron en el arroyo Mártires

Cuatro estudiantes que al caer la tarde de este viernes ingresaron al arroyo Mártires, situado en inmediaciones de la ruta 103 en el departamento de Candelaria, en dos piraguas y que fueron intensamente buscados por más de 12 horas, tras permanecer desaparecidos luego del naufragio de sus embarcaciones, aparecieron en la mañana de este sábado sanos y salvos, aunque con algunas heridas, en la casa de un agricultor que reside en la zona.  

“Gracias a un milagro de Dios todos están sanos y salvos, nosotros estábamos muy preocupados llegamos a pensar lo peor y no dormimos toda la noche colaborando en su búsqueda” destacaron sus familiares.  Pasadas las 17:00 de este viernes Facundo, Ralf y Bruno de 19 y Rodrigo de 20 años, todos estudiantes oriundos de Oberá, llegaron hasta el puente de Caa Yarí sobre el arroyo Mártires y en dos piraguas pretendían recorrer unos 5 km hasta llegar al camping en el Km 20. Después de ingresar, recorrieron unos 1.500 metros y una de las embarcaciones volcó y más adelante se partió al medio, debido a la correntada y diversos obstáculos que se ubicaban sobre su cauce.



Más adelante, los cuatro jóvenes que permanecían juntos debieron soltar y  abandonaron la segunda embarcación por las malas condiciones del arroyo y nadaron hasta la costa donde ya los sorprendió la noche. Caminaron por algunos minutos y decidieron quedarse en un lugar. Durante toda la noche más de 30 efectivos policiales de San Martín, Mártires, Caa Yarí, el Grupo de Operaciones Especiales, Bomberos de la URII, integrantes del Escuadrón 9 de Gendarmería Nacional y bomberos voluntarios de Oberá, más los vecinos lugareños y familiares trabajaron en tareas de rastrillajes por la zona costera y con una embarcación, pero sin avanzar mucho debido a la peligrosidad del lugar.



Finalmente en la mañana de este sábado, los cuatro náufragos caminaron por varios kilómetros hasta llegar a la casa de Arturo Bengelsdorf un agricultor de 52 años residente en el lote 29, quien ya estaba en conocimiento de la situación. El colono sin dudar los alzó en una camioneta y los trasladó hasta la comisaría de Caa Yarí.



Enseguida fueron llevados al médico donde se conoció que únicamente presentaban excoriaciones y traumatismos en distintas partes del cuerpo, heridas que no revisten gravedad según precisó el doctor José Morales médico policial. Pasadas las 9:00 los jóvenes regresaron a sus hogares después que entre lágrimas se fundieron en abrazos con sus padres, hermanos y amigos. La comisaria de San Martín lleva adelante las actuaciones judiciales.       

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas