SEGUINOS

POSADAS

Apelan procesamiento por “infundado”

La consultora jurídico contable Subizar & Asociaciones precisó que en el caso informado como que “dictan procesamiento empresario maderero por evasión fiscal”, cabe advertir que la medida fue apelada a la Cámara respectiva en razón del “infundado” proceder del juzgado de primera instancia.

En una nota aclaratoria planteada por el vocero Marcelo R. Subizar se hizo notar que “caben ciertas aclaraciones en virtud de la afectación al buen nombre y honor del empresario aludido, siendo las aseveraciones parcialmente inexactas”



Explicó que: “en, se dictó auto de procesamiento,  pero el mismo fue apelado a la cámara en virtud de que de las pericias producidas en autos surge que las determinaciones de oficio formuladas por Afip eran erradas dado que el contribuyente era una sociedad -y no como infiere el texto una empresa unipersonal- y el cierre de ejercicio de la misma era distinto al tomado por Afip -como si fuera una persona física- lo que condujo a determinar resultados incorrectos y magnificados”.



Se agregó que “la falsedad en las determinaciones fue comprobada por el perito designado por el juzgado con asentimiento del perito nombrado por la fiscalía -funcionario de Afip-, lo que ratificaba la falsedad de las liquidaciones. Lamentablemente el juzgado no interpretó lo que los técnicos tributarios y por ello el auto de procesamiento infortunado, hoy apelado”.



Igualmente se indicó que “la Afip es el único órgano autorizado por la ley 24769 art. 18 a realizar la determinación de oficio -cuerpo del delito- y la comprobación de su equivocidad equivale a la inexistencia del injusto legal. Nuestro derecho penal toma un hecho y lo atribuye a un individuo y no al revés, tomar un individuo y ver qué se le puede imputar porque es inconstitucional e inmoral”.



Ejemplificó: “dado la inexistencia de cuerpo del delito el procesamiento recuerda al proceso de Kafka donde a un hombre se lo procesa, condena, y jamás se entera el porque. Es de esperar que la cámara tome en cuenta la situación penosa que se hace vivir a un sujeto acusado de un delito inexistente -como acusar que mató a persona indeterminada sin cuerpo presente-“.



Finalmente comentó que “alarma la falta de respuesta en materia penal tributaria este tipo de fallos donde la seguridad jurídica pareciera un muy delgado hilo sujeto a vaivenes de tecnicismos incomprendidos pero que juegan con el más preciado derecho del ser humano y fundamento del estado de derecho: la libertad. Libertad física, moral e intelectual: no es aceptable que los errores administrativos impongan en los contribuyentes la carga de denuncias penales incomprendidas e infundadas pero que llevan a procesamientos injustos”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas