SEGUINOS

PROVINCIALES

Apicultura misionera: destacan el “buen rumbo” de la actividad

El programa nacional Apitec, de Tecnología para la Industrialización Apícola, resaltó las características de la miel misionera y al mismo tiempo puso énfasis en el buen rumbo que transita la actividad apícola en la provincia, a partir del trabajo sostenido que realiza el sector estatal con el aporte y esfuerzo de los agricultores.

En ese sentido, Diego Ugalde, coordinador del programa, aseguró que la miel misionera tiene una característica muy particular asociada al ecosistema botánico.

“Misiones tiene a exuberancia botánica enorme que constituye su principal potencial en la apicultura porque la multiplicidad florística genera una miel de características únicas”, dijo el veterinario.

Apitec es un programa de mejora tecnológica aplicada a la actividad apícola que funciona bajo la órbita del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti). El Inti Regional Misiones es una de las instituciones participantes del Clúster Apícola Misionero, organismo que trabaja en el mejoramiento de la actividad en todos sus eslabones.

A pesar de que la apicultura misionera es una actividad incipiente considerando la estructura nacional, Ugalde no escatimó elogios al momento de referirse a la situación provincial.

“La apicultura misionera es muy nueva dentro del mapa nacional pero, aun así, ha logrado afianzarse como una zona de producción interesante. Vemos que se ha trabajado de manera organizada”, sostuvo el coordinador de Apitec.
 
Una sala de primera

Al respecto, ponderó que la Sala de Extracción de Miel situada en Apóstoles está muy bien diseñada. “Es una sala muy linda, bien instalada con equipamientos de primera línea”, dijo al tiempo que consideró que “habría que hacerle pequeños ajustes para dejarla en condiciones para un futuro mercado de exportación”.

En ese sentido, Ugalde señaló que para abastecer la sala extractora “hay que generar suficiente materia prima, hay que generar más miel y sumar más apicultores. A veces es difícil que los pequeños productores que están a más de 50 kilómetros acerquen sus producciones a una sala. Quizás lo que habría que hacer es generar más logística. Por ejemplo, adquirir más camiones para el traslado de las colmenas a la planta extractora”.

El responsable del Programa nacional se refirió al futuro de la actividad en la tierra colorada. “Me parece que el punto importante pasará por la realización de una inversión acertada en logística; pero al mismo tiempo por identificar las características de la miel y dotarla de una singularidad demostrable ya sea por origen botánico, denominación de origen, identificación geográfica o producción orgánica, algo que la diferencie de las mieles de otras zonas. Un atributo de valor, sobre todo porque los volúmenes de producción aquí no son grandes, entonces será necesario ingresar al mercado con una diferenciación del producto”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas