SEGUINOS

NACIONALES

Apuestan a acuerdo político nacional a partir del diseño del Presupuesto de 2019

image_pdfimage_print

Con el año jugado y el Presupuesto 2018, con todas sus variables económicas, devaluado, el Gobierno apunta a sumar apoyo para la confección la ley que regirá el año próximo. Así lo reconoció el jefe de ministros, Marcos Peña, al término de la reunión de Gabinete de este martes por la mañana en Casa Rosada. 

Mientras se discute con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa para obtener un desembolso “preventivo”, en la Casa Rosada vislumbran que buena parte de los pedidos que tendrá el entendimiento stand by deberán estar plasmado en el Presupuesto que se comienza a trabajar en septiembre; y habrá que ajustar.

La idea de involucrar a las fuerzas políticas representadas en los gobernadores nació del ministro de Interior, Obra Pública y Vivienda Rogelio Frigerio y “prendió” en el resto de los funcionarios nacionales. “Este es nuestro Pacto de la Moncloa” explican en algunos despachos de la Casa Rosada mientras ya lo comienzan a comunicar a los gobernadores y referentes de la oposición.

“Tenemos que empezar a discutir en serio por dónde pasa el recorte que la política va a salir a respaldar, y para eso tienen que estar todos porque es algo básico y primario que de una vez por todas ordenemos las cuentas de la casa”, explicó a El Cronista un ministro que forma parte del equipo que ya comenzó las conversaciones con los jefes de los estados subnacionales”.

Además, vamos a tener las exigencias del acuerdo con el FMI, que van a entrar en el presupuesto del año que viene. El de este año ya
está”, agregó.  En general, el Fondo reclama un aval de la oposición a lo que comprometa el Gobierno en ejercicio, pero lo que está planteando la
administración Macri va un poco más que declaraciones públicas de apoyo.

Esta idea de “federalizar” la confección de la ley que fija el modo en el que va a gastar el Gobierno nacional ya fue presentada a los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Bordet (Entre Ríos); Juan Manzur (Tucumán); Domingo Peppo (Chaco), Sergio Uñac (San Juan), Hugo Passalacqua (Misiones) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), en el encuentro que tuvieron la semana pasada con Macri, Frigerio y Peña.

Para lo que queda de esta semana, desde Balcarce 50 confiaron que ya están en la agenda presidencial Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Rio Negro) Lucia Corpacci (Catamarca) y Gildo Insfran (Formosa). A ese grupo se les podría sumar el salteño Juan Manuel Urtubey. “Todos serán recibidos por separado”, remacaron.

A la hora de explicar el por qué los gobernadores aceptarían y cómo sería el modo de accionar la “Moncloa” versión Cambiemos, un funcionario explicó a El Cronista que se hará “como dice Macri. “Agarrás la lista (de las cosas que cada uno quiere) y empezás a acordar dónde cortar. Llegas al final y empezás de nuevo hasta llegar al número que necesitas”, indicó. La cifra a la que se debera llegar, a la que hizo referencia el funcionario nacional, estará dado por el ajuste de las cuentas fiscales que se establecerá con el programa que se negocia con el FMI.

Así lo dejó en claro Peña, al afirmar que el Fondo “no nos vienen a plantear exigencias, sino lo que nos piden es un programa concreto y responsable que entienda esta nueva situación”. Ese programa va a quedar plasmado en el Presupuesto 2019. Por el lado de los gobernadores hay silencio. Nadie salió a apoyar públicamente el pacto. Básicamente entienden que siempre tienen que negociar con la Nación obras y fondos. Todavía no están muy convencidos de “coparticipar” el costo del ajuste.

Fuente: El Cronista.