SEGUINOS

NACIONALES

ARA San Juan: denuncian a la Armada por “encubrimiento”

Tras evaluar la información obrante en la causa que investiga la desaparición del ARA San Juan, abogados de familiares de un treinta por ciento de los tripulantes del submarino sostuvieron que la Armada “oculto pruebas y distrajo la investigación” y solicitaron a la justicia que investigue por “falso testimonio” a varios testigos e impute de manera directa a la fuerza por “negligencia en la puesta en marcha del protocolo de búsqueda” y “encubrimiento” de las verdaderas razones de la desaparición.

“Estamos convencidos que algo huele mal en la Armada”, sostuvo Valeria Carreras, quien junto a Fernando Burlando patrocina a esposas e hijos de casi un tercio de los tripulantes de la nave desaparecida. En diálogo con Ámbito Financiero, la abogada adelantó que las denuncias se basan en el análisis pormenorizado de los testimonios y el material documental, donde “queda claro que no pusieron en marcha en tiempo y forma el protocolo de búsqueda submarinos PLAN SARSUB N°04/01, por el cual la primer alerta ante la desaparición o falta de contacto con un submarino debe darse en un lapso no superior a las cuatro horas luego de transcurridas seis horas desde la última novedad o parte”.

 

Según Carreras, “no se activo el PRECOM (búsqueda preliminar de comunicaciones) que debió efectuarse el mismo 15 de noviembre y sin embargo tal como declara el Contralmirante Osvaldo Andrés Vernazza, se produjo el día 16 de noviembre a las 13:23, es decir treinta horas después de las última comunicación del submarino, registrada por llamada satelital del 15-11 a las 7:38”.

De acuerdo a la consideración de los apoderados de los familiares el dato “es importante porque no solo habla claramente de una negligencia en la aplicación de los métodos de búsqueda, sino que si se lo suma a los dichos de los testigos de la causa, todos se enteraron en forma extraoficial, lo que da indicio de un ocultamiento respecto de la falta de contacto con el submarino, que repercutió especialmente en el propio ministro de Defensa Oscar Aguad quien refirió haberse enterado a través de los medios”.

Otro elemento que los defensores utilizan para señalar a la Armada como “negligente en el manejo de la información” es el reporte que le brinda al Poder Ejecutivo, con el que el jefe de Gabinete se dirigió al Congreso, en donde puede constatarse una tachadura y corrección manuscrita en torno al lugar donde navegó el ARA San Juan, dando como resultado que la posición del submarino era sobre las Islas Malvinas”. Los familiares le apuntaron al vocero de la fuerza. Enrique Balbi de quien “solo pudimos constatar, información errónea, contradicciones, y total y absoluta falta de comunicación entre el Gobierno y la Armada”.

Pero tal vez el punto más fuerte del señalamiento guarda relación con “el reconocimiento 4 meses después de que la nave estaba realizando tareas de espionaje y ejercicios bélicos, tal como deja evidenciado el hundimiento del ARA Somellera que dejó al desnudo el tipo de misión que realizaba el ARA San Juan”. Entre otros representados por Burlando-Carreras se encuentra la esposa del único tripulante no submarinista que integraba el plantel de los 44: el agente de inteligencia Enrique Castillo, cuya misión era detectar e identificar buques de bandera extranjera que violaran la zona de exclusión o que estuvieran cumpliendo tareas sospechosas.

Se fueron los rusos

El buque Yantar, de bandera rusa que hasta ayer formaba parte de la búsqueda del submarino ARA San Juan, ya no regresará a la zona de rastrillaje. En el operativo solo queda navegando una nave argentina, el ARA Islas Argentinas. “Nos dijeron que se va a Uruguay y después a Buenos Aires, pero ya no vuelve más al área de búsqueda”, aseguró Malvinas Vallejos, hermana del suboficial Celso Oscar Vallejos, uno de los marinos desaparecidos.

El encargado de darles la noticia fue el jefe de la Base Naval de Mar del Plata, Gabriel Atis. Según el cónsul honorario de la Federación Rusa, Jorge Kuznetzov, la decisión de retirar el buque fue del Gobierno de Vladimir Putin, aunque no detalló los motivos.

En el parte de la Armada también estaba presente el diputado Guillermo Montenegro, vicepresidente de la Comisión Bicameral del Congreso que investiga la desaparición del ARA San Juan. “Es una locura, en verdad lo veníamos previendo, ya en diciembre lo dijimos. Si se retiran los rusos estamos al horno. El Presidente tiene que agilizar los trámites, quedó demostrado que la recompensa que ofrece el Gobierno a nadie le interesa, porque no se presentó ni una sola compañía”, aseveró Claudio Sandoval, tío de uno de los submarinistas. El buque oceanográfico había llegado al país el 5 de diciembre, 20 días después de la última comunicación del ARA San Juan.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas