SEGUINOS

NACIONALES

ARA San Juan: un suboficial dijo que fue presionado para modificar su versión de las últimas comunicaciones

Una declaración abrió una nueva polémica en el operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan. Un suboficial de la Armada dijo ante la jueza que investiga la desaparición que “algunos de sus superiores habían enmendado un acta de su autoría respecto a las últimas señales del ARA San Juan y que luego exigieron que las rectificara”.

Lo afirmó al declarar esta semana ante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, que investiga la desaparición del submarino ocurrida en noviembre pasado. La versión fue revelada por allegados a las familias de los 44 tripulantes.

Se trata del suboficial Rubén Darío Espínola quien ya había declarado hace varias semanas ante la Comisión Bicameral del Congreso Nacional. Según fuentes del juzgado, “Espínola se encontraba muy nervioso en el interrogatorio” y además “habría incurrido en algunas contradicciones”.

que el Gobierno tiene “voluntad infinita” de encontrar al submarino ARA San Juan

Contó que cuando estaba de guardia en la Estación Auxiliar de la Base Naval Mar del Plata minutos después de las 14 del 15 de noviembre de 2017 captó tres intentos de comunicación vía HF del submarino, pero como las señales no eran claras no insistió en reanudar el enlace y luego se retiró de su puesto de operación.

El contacto se produjo varias horas después de que un organismo internacional con sede en Viena captara un evento hidroacústico frente a las costas del Golfo San Jorge (entre Chubut y Santa Cruz) que coincidía con el derrotero del ARA San Juan. Es la explosión que fue atribuida a un incidente en el submarino desaparecido.

Fue por eso que la jueza Yáñez hizo lugar al pedido de los abogados querellantes en esta causa, Luis Tagliapietra (padre de uno de los tripulantes del San Juan) y Sonia Kreischer, para que lo citara a declarar en Caleta Olivia, según publica el diario El Patagónico de su agencia en Caleta Olivia.

Espínola declaró durante tres horas. Según fuentes del juzgado, estaba muy nervioso. En su declaración admitió algunas dudas sobre ese último enlace con el submarino y por momentos las reafirmó. Y además agregó que algunos de sus superiores enmendaron un acta sobre sus anotaciones de ese día y dio a entender que se “sintió presionado” para modificar algunas de sus anotaciones.

Esta declaración se conoce mientras se desarrolla un nuevo operativo de búsqueda, a cargo de la empresa Ocean Infinity, que está operando con el buque Seabed Constructor. Hasta el momento, halló 14 contactos, la mayoría formaciones geológicas del lecho marino. Luego de una parada para reabastecerse, el barco retomó este jueves la búsqueda y prevé sumar una nueva área al rastrillaje.

Fuente: Clarín.

Descargar Semanario Seis Páginas