SEGUINOS

MUNICIPALES

Argentina Exporta: el plan del Gobierno para ayudar a las pymes

El Gobierno prepara un plan para alentar las exportaciones de las pequeñas y medianas empresas que tendrá un punto de partida en octubre cuando el ministro de Producción, Dante Sica, convoque a industrias de todo el país para definir las necesidades de cada sector.

El programa se denominará Argentina Exporta y tendrá como objetivo establecer una política de largo plazo para que este sector, hoy golpeado por la crisis, sea un motor de la economía. La idea es brindarle a pymes que en la actualidad no exportan las herramientas necesarias para acceder a mercados extranjeros con sus productos. Lo novedoso es que se convocará a pequeñas industrias de manera directa y no a través de las cámaras sectoriales.

El mes próximo se realizará un primer encuentro para empezar a definir las necesidades de los distintos industrias y economías regionales. Se espera que antes de fin de año esté terminada esta radiografía de los diferentes sectores para aplicar políticas concretas que ayuden ganar mercados externos.

Con la devaluación de los últimos meses, el sector exportador logró una significativa mejora en la competitividad pero no todas las empresas pueden aprovecharlas. Si bien hay muchas pymes que exportan no todas tienen el conocimiento ni las posibilidades para vender sus productos en el exterior por lo que el Estado funcionaría como un apoyo para que comiencen a exportar.

Uno de los principales problemas para toda la economía y, especialmente, para las pymes son las altas tasas de interés. Eso hace que se torne imposible pensar en un financiamiento razonable. Este es un gran limitante ya que impide que las empresas tengan los medios para invertir en maquinarias que les permita ser más productivas. A esto se suma otro problema que es la baja de los reembolsos y la aplicación de retenciones para exportar. La primera de las medidas era una forma de compensar los impuestos distorsivos que se acumulan en la cadena de producción y comercialización (como Ingresos Brutos) y que encarece el varo de los bienes de tal manera que se terminen exportando impuestos.

En el caso de las retenciones, las pymes se quejan por la forma de liquidar el tributo. En la práctica, lo que sucede es que el exportador debe pagar ese impuesto al envía su mercadería cuando aún no fue cobrada lo que implica un costo financiero adicional.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas