SEGUINOS

POSADAS

Asisten con comida sólo a 60 familias porque no tienen más recursos

Se trata de un comedor al aire libre, que sólo funciona los sábados y suspende su actividad cuando llueve. Lo hace en la vivienda de la presidenta de la comisión vecinal. Asiste de ese modo a 60 familias, con unos 120 chicos. Micaela Monzón explica que los alimentos que se cocinan les son provistos por la Municipalidad y el Concejo Deliberante. Pero esperan una mayor ayuda “para instalar también un merendero. Las necesidades son muchas especialmente de los niños”.

Dice que les vendría bien contar con chapas, madera, para hacer un tinglado. O contar con un edificio o salón apropiado. Las familias retiran del lugar la comida que cocinaron con leña. Se trata del comedor que funciona en la intersección de los barrios Prosol 1 y Giovinazzo, de Posadas

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas