SEGUINOS

POSADAS

Asociaciones del NEA temen caída del proyecto para la construcción del Gasoducto

La situación conflictiva que vive Bolivia sigue causando preocupación para los pobladores del Nordeste Argentino por la posibilidad de una caída del proyecto para construir un gasoducto que traiga el combustible en la zona.

Es que la localidad llamada Tarija busca independizarse del Gobierno que tiene al frente a Evo Morales y ello llevaría a la posibilidad cierta de una caída del acuerdo cerrado con el Gobierno argentino. Allí es donde se concentran las mayores explotaciones gasíferas bolivianas.


“Por el momento todos estamos esperando qué es lo que va a suceder en Bolivia porque somos concientes de la incidencia que va a tener sobre nuestro proyecto”, comentó Luis Acosta Mur, referente del Foro Correntino por el Gas.


Es que ahora están padeciendo lo que el ingeniero Rodríguez Salas había vaticinado en varias oportunidades antes de firmarse el convenio con Bolivia: “No podemos depender de ese país porque es inestable y sabemos que de un día para el otro cambia la realidad política y nos cierran el grifo dejándonos sin el combustible que tanto esperamos”, dijo, según publica la Agencia Corrientes.


El sitio correntino agrega que se trata de una situación complicada que escapa por el momento a las posibilidades argentinas y de los Gobiernos del NEA, sobre todo porque nadie conoce cuál será el desenlace en el país que tendría que proveer el gas.


Menciona, además, que otra de las opciones que se tienen es realizar subramales del gasoducto que une a Paraná con Uruguayana y a partir de ahí alimentar a la región con el combustible producido en la Argentina, pero por el momento los proveedores de dicha obra no están proveyendo las cantidades adecuadas como para embarcarse en tal iniciativa.


“El problema que se da es que a ellos se les paga 2.50 dólares por millón de BTU mientras que a Bolivia la misma medida será abonada a 7 dólares, por lo que se están limitando a entregar el mínimo esperando que el Gobierno revea los valores”, puntualizó Acosta Mur a Agencia Corrientes.


La preocupación, contó, es compartida por todas las asociaciones que pugnan por la llegada del combustible a la región: “Pero no podemos hacer más que esperar a ver que es lo que va a suceder en Bolivia”.


Con la llegada de bajas temperaturas y el aumento en el consumo energético, el especialista volvió a cargar contra el Gobierno Nacional porque no se están tomando medidas de fondo: “No puede ser que se siga emparchando y utilizando cortinas de humo para mantener a la población con la atención en otra parte mientras se les dice a todos que la situación está controlada con sólo cambiar lamparitas”.


Acosta Mur finalizó diciendo que “si no se toma la situación con seriedad, la verdad es que el panorama futuro para los argentinos es muy sombrío”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas