SEGUINOS

NACIONALES

Aún no pudieron localizar el submarino perdido

El Gobierno nacional elevó el nivel del operativo y aceptó la ayuda de Chile, Brasil, Gran Bretaña y EE.UU.; para la Armada sólo se trata de un problema de comunicación.

Con cuatro aviones desplegados -entre ellos, un P3 de la NASA y un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea-, dos corbetas, un barco destructor, varios helicópteros, más de 500 marinos en los medios navales y aeronavales de búsqueda y otros tantos apostados en las distintas bases, la Armada no podía localizar hasta anoche el submarino ARA San Juan, que perdió todo contacto en la mañana del miércoles.

Mientras con el correr de las horas crecía la incertidumbre, la Armada declaró anoche el "estado de búsqueda y rescate" (SAR, por su sigla en inglés), una condición que agrava el rango del operativo de rastreo del submarino, que lleva 44 tripulantes a bordo y desapareció cuando cubría el trayecto entre Ushuaia y Mar del Plata. La Cancillería informó que los gobiernos de Chile, Estados Unidos y el Reino Unido ofrecieron "apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda humanitaria". También se pusieron a disposición las autoridades de Brasil, Perú, Uruguay y Sudáfrica.

La Armada insiste en que el ARA San Juan habría sufrido una falla en el sistema de comunicación y, pese a que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, ordenó elevar el caso a la categoría SAR, la fuerza no evaluaba otras hipótesis alternativas.

La desaparición del buque obligó a Aguad a interrumpir su visita a Canadá y a viajar a Mar del Plata, junto con el jefe de la Armada, almirante Marcelo E. Hipólito Srur. Ambos se instalaron en la Base Naval local, donde acompañaron a familiares de la tripulación. Además, informaron a Mauricio Macri , quien permanecerá el fin de semana en Chapadmalal.

En las últimas horas, incluso, se sumó a la búsqueda un avión P3 de la NASA, provisto de alta tecnología, que se encontraba en Ushuaia para participar del programa Ice Bridge, un relevamiento internacional de prospección del mar antártico.

Click Aquí
La última localización del submarino ARA San Juan fue a 432 kilómetros del golfo San Jorge, cerca de la península Valdés, en la provincia de Chubut, donde soplaban ayer vientos de 90 kilómetros por hora.

"Hasta el momento no hablamos de una emergencia, sino de una pérdida de comunicación", había asegurado por la mañana el almirante Gabriel González, comandante del Área Naval Atlántica y jefe de la Base Naval Mar del Plata. El criterio se mantuvo a lo largo de la jornada.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, explicó que al declararse el estado SAR se amplía la búsqueda y los alertas a otras unidades. El Servicio de Hidrografía Naval, por ejemplo, está obligado a emitir avisos por radio a todas las embarcaciones para que alerten ante cualquier eventual avistamiento. (La Nación)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas