SEGUINOS

POSADAS

Aunque resulte doloroso recordar, presos políticos quieren que se haga justicia

Lo decían Graciela Franzen y Aníbal Velázquez dos de los ocho prisioneros políticos que dieron testimonio de las vejaciones y torturas a las que eran sometidos, en el juicio por los crímenes de lesa humanidad imputados a ex policías de Misiones durante la dictadura militar, que tiene lugar en el Tribunal Oral Federal de la capital provincial.

Franzen hacía notar que mientras a ellos los secuestraron y mantuvieron como desaparecidos, violando los derechos humanos, los represores tienen juicios ajustados a la ley, están en cárceles legales y se respetan todos sus derechos, incluidos el de defensa. “Pero ésa es la democracia y así debe ser, en esta búsqueda de la verdad con la que queremos que se haga justicia”, añadió.

De su parte, Velázquez señaló que fue detenido en octubre del 1976 y liberado recién en 1983, tras haber sido alojado y torturado en la delegación de la Policía Federal de Posadas y la Jefatura de Policía también de la capital provincial. Después se lo trasladó a las cárceles de Candelaria, Devoto, La Plata y Rawson.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas