SEGUINOS

POSADAS

Aunque sin adherir al no-cielo evangélico, tampoco los diputados quieren el matrimonio gay

El tratamiento en el Senado de la modificación del Código Civil para incluir la unión civil entre personas del mismo sexo replanteó el debate en la sociedad teniendo como protagonistas a pastores evangélicos y diputados provinciales. Así el pastor Luis Koll aseguró que “en la Biblia está escrito que los homosexuales no irán al cielo” para mostrarse sorprendido que un sector de católicos aceptara la unión civil. En su condición de pastor igualmente evangélico y diputado Pablo Tchirsch consideró que debería llamarse a un plebiscito “porque la mayoría de los argentinos está en contra del matrimonio entere homosexuales y por lo tanto no deben dejarse llevar por una minoría”. Ambos pastores se mostraron partidarios de convocar a otras confesiones religiosas detrás del llamado a la consulta popular “inclusive la Iglesia Católica que, como institución también está en contra”.





En tanto, cuando la consulta se derivó a los diputados provinciales una mayoría se pronunció en contra por convicciones personales: Elfrida Bahr, Joaquín Sánchez, Ari Klusener, Ricardo Welbach, Mónica Alustiza. Sólo algunos admitieron la concesión de derechos de herencia o convivencia. Tales los casos de Oscar Redzuck o Luis Pastori. Ninguno estaba de acuerdo, además, con admitir la posibilidad de adopción. En cambio, dijeron basarse en la igualdad entre los géneros para reconocer la unión civil, los diputados Mirta Lía Hendrie y Mariano Díaz.


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas