SEGUINOS

DEPORTES

Automovilismo: Abente, Mantilla, Viana y Cabral, los campeones

El Campeonato Misionero de Automovilismo en Pista vivió un gran fin de semana en el autódromo Rosamonte de Posadas donde se consagraron los nuevos campeones: Carlos Cabral en el TP Clase 1, Juan Pablo Abente en la Copa Fiat 1.4, Luciano Viana en el TP Clase 2 y Carlos Mantilla en el TC4000 Misionero.

Luego del podio, donde subieron a lo más alto Vancsik-Huta en la Copa Fiat 1.4, Viana y Urrutia en el TP Clase 2, Skowron y Bustos en el TP Clase 1, doblete de “Bananita” Benítez en el TC4000 Misionero, se desataron los festejos de cada una de las categorías en un espléndida temporada 2017.

Todo se coronará el viernes 15 de diciembre en la gran cena coronación de campeones y destacado del automovilismo en el Club Ucraniano de Apóstoles.

EL “INDIO” CANTÓ CAMPEÓN
Y un 12 de noviembre en el autódromo Rosamonte de Posadas en el TC4000 Misionero, Carlos Mantilla se llevó su primer título dentro de una categoría que le venía siendo esquiva, pero el ex campeón de la Clase 2 se hizo fuerte con el Chevrolet 400 para ser el nuevo campeón.

En las carreras Julio César Benítez, el saliente campeón con la chevy, fue el amplio dominador de las dos competencias. En aquel primer espectáculo Carlos Cabral con el chevrolet tuvo una excelente carrera terminando segundo y fue tercero Cristian Grygorgszyn.

Por su parte Javier Kupski con el Fairlane que venía con grandes chances no pudo sumar puntos importantes en la primera carrera y relegó la oportunidad. 

En la segunda carrera del TC4000 Misionero Carlos Cordermatz con el Ford falcón largó adelante, aunque “Bananita” Benítez que necesitaba el triunfo para buscar el bicampeonato fue por todo. A medida que pasaron las vueltas la chevy naranja voló y fue superando rivales. En el “sprint” final, lideraba la carrera obligando a Carlos Mantilla a meterse entre los primeros cinco. A media vuelta del banderazo a cuadro el “Indio” pudo llegar quinto y sacarse las ganas de festejar en lo más alto.

CABRAL EL GRAN CAMPEÓN DE LA CLASE 1
El TP Clase 1 mostró un gran crecimiento en el 2017 y se llevó el bicampeonato Carlos Cabral, un luchador de la categoría que junto a varios protagonista con apoyo de la AMPPAC y FEMAD lo está demostrando. Cabral redondeó un año excelente cuando obtuvo los puntos necesarios el sábado, pero más allá de eso, recalcó lo que creció la categoría “un campeonato más, gracias a los sponsors, gracias a todos lo que hacen posible. Agradecer a la FeMAD, a la AMPPAC y a los pilotos que se están sumando”.

En la primera carrera Deivid Skowron fue ganador con el Fiat Uno en una lucha cerrada con Facundo Bustos dando un gran espectáculo. Finalmente fue para el piloto de Campo Grande seguido de Bustos, Vivero, Zarza y Cabral.

En la segunda carrera la dama Leticia Ponce de León largó adelante. Bustos fue por todo en se hizo de la punta. Se escaparon en los primeros dos lugares junto a Rodrigo Erracaborde.

“TETO” BICAMPEÓN
Juan Pablo Abente venía con una escasa ventaja con respecto a sus perseguidores pero, en el “patio” de su casa no se le escapó el preciado bicampeonato. Teto consiguió el título gracias a los puntos que cosecho en la primera carrera y en la segunda, con Vancsik como su rival, pudo aprovechar y festejar.

En la primera carrera el obereño Gastón Vancszik saltó a la punta luego de estar expectante ante las maniobras de Abente y Huta. Finalmente Rauli no pudo terminar. Los primeros lugares fueron para Gastón Vancsik, Abente y De Ley.

En la segunda carrera, desde atrás, Rauli Huta fue por todo y se llevó la victoria. El obereño se tomó revancha de la primera para cantar victoria. Segundo fue Diego Bonda y tercero Martín Blasig.

VIANA CAMPEÓN Y TOMY MÁS QUE SUBCAMPEÓN…
El TP Clase 2 también vino a definir su campeonato a Posadas. Luego de la primera competencia Sniechowski estaba a solo a cuatro puntos de Viana, por lo que el que ganaba era el campeón. Largó adelante en esa segunda carrera Luciano Viana pero luego de un par de vueltas Tomy Sniechowski fue por todo y logró superarlo, pero el piloto de Eldorado su recuperar la posición, lo que llevó a las tribunas del Rosamonte a vibrar con una definición para el infarto.

“Honestamente levanté para que me pase e intentar una vez más porque iba a tener una nueva oportunidad…” dijo Sniechowski luego de la carrera.

Por su parte Luciano Viana, el campeón, subrayó: “impresionante la definición, venía concentrado y también el público. Agradezco a todos y espero que el año que viene vuelvan más pilotos”.

La primera carrera fue para Juan Pablo Urrutia.

Fuente: prensa FeMAD. Foto: RektorDante
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas