SEGUINOS

POLICIALES

Bajo acusación de evasión, allanan Molinos Río de la Plata

Los procedimientos, ordenados por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 1 de San Isidro, a cargo de la Dra. Sandra Arroyo Salgado, Secretaría N° 3, se realizaron en la sede que la firma tiene en la localidad bonaerense de Victoria, en las oficinas de una importante consultora internacional y en los centros de logística y distribución de la firma.

La acusación dice que para evadir el pago de impuestos, la empresa abusó de un convenio que la Argentina tiene vigente con Chile, que evita la doble tributación internacional.


Contabilizando los intereses resarcitorios, la evasión alcanzaría a 300 millones de pesos


Estarían involucrados importantes estudios de abogados

A partir de una denuncia de la Afip, la Justicia ordenó el allanamiento de la firma Molinos Río de la Pata, una de las mayores exportadoras de alimentos del país, acusada por el organismo de evadir, al menos, 150 millones de pesos en el Impuesto a las Ganancias, aunque contabilizando los intereses resarcitorios, la evasión alcanzaría los 300 millones de pesos.

Los procedimientos fueron ordenados por el Juzgado Federal en los Criminal y Correccional Nro. 1, a cargo de la Dra. Sandra Arroyo Salgado por la Causa N° 397/2011 “Molinos Ríos de La Plata S.A. s/infracción art. 2° Ley 24.769” y se realizaron en la sede central que la firma tiene en la localidad bonaerense de Victoria, en las oficinas de una importante consultora internacional y en los centros de logística y distribución de la firma.

La maniobra de evasión se habría llevado a cabo desde 2006 a través de una planificación pensada específicamente para tal fin y donde estarían involucrados uno de los estudios de abogados más grandes del país, que ofrecen a las firmas forzar las leyes para obtener la mayor cantidad de beneficios impositivos posibles.

En la Argentina, Molinos habría aprovechado un convenio vigente con Chile que evita la doble tributación internacional. En el país trasandino, la empresa habría usufructuado las exenciones impositivas para las sociedades holding (empresa que controla las actividades de otras), ya que allí no tributan impuesto a las Ganancias respecto de las remesas de utilidades de sus sociedades controladas en otros países. En Chile, Molinos cuenta apenas con una oficina sin capacidad productiva alguna, dice la Afip.

Molinos puso su sede local en dependencia del holding chileno, el cual no tributó Ganancias por las remesas enviadas desde la Argentina, donde está su verdadera actividad. Luego el holding chileno reenvió esas utilidades a la Argentina, donde tampoco pagó Ganancias escudado en el convenio que evita la doble tributación.

Con esta maniobra, entre 2006 y 2009, Molinos “repatrió” en el país unos $ 450 millones libres de impuestos en Chile y la Argentina. Esta suma equivale al 50% de sus utilidades distribuidas en esos cuatro años. Además esta práctica continúa en la actualidad por lo que la Afip prosigue su investigación para observar la conducta tributaria de la empresa entre 2010 y 2012.

Frente a esta maniobra, la Afip considera que existe un abuso del convenio de doble tributación y que se trata de una ingeniería montada al sólo efecto de no pagar impuestos, armada por los estudios de abogados que ofrecen, lo que en la jerga de los tribunales se conoce como treaty shopping (literalmente, venta de tratados), es decir, usar los pactos impositivos firmados por la Argentina con terceros países para eludir el pago de tributos, especialmente Ganancias.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas