SEGUINOS

INTERNACIONALES

Barcelona: masiva manifestación contra la independencia de España

Los catalanes y compatriotas contrarios a la secesión salieron a las calles; exigen un diálogo a sus máximos representantes. Más empresas trasladarán sus sedes a Madrid

Cientos de miles de personas se manifestaron ayer en las calles de Barcelona en contra de una posible declaración unilateral de independencia catalana de España. Participaron unas 350.000 personas según la policía local y 950.000 según los organizadores; muchas ondearon banderas españolas, catalanas y europeas, o sostenían carteles con leyendas como "Cataluña es España" y "Juntos somos más fuertes".

La marcha concluyó con un discurso del escritor Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, que aseguró que "la democracia española está aquí para quedarse, y ninguna conjura independentista la destruirá". A la cabeza marcharon el premio Nobel de Literatura, el ex presidente socialista del Parlamento Europeo Josep Borrell, el presidente del Partido Popular en Cataluña, Xavier García Albiol, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, entre otras figuras destacadas.

Ya el sábado se habían sucedido varias marchas en diversas ciudades de toda España, que propusieron desde llamamientos a que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dé un golpe sobre la mesa, a otros conciliadores instando a un diálogo.

En los últimos días, bancos y empresas con sede en Cataluña anunciaron sus traslados a Madrid y otras ciudades españolas CaixaBank, Gas Natural o Banco Sabadell y para hoy se prevé que otras sigan sus pasos, como la firma de infraestructura Abertis y la Inmobiliaria Colonial.

Desde diversos flancos, incluyendo la ofensiva judicial madrileña, la presión siguió aumentando para que el presidente catalán, Carles Puigdemont, desista de declarar la independencia cuando se presente el martes ante el parlamento regional donde se prevé que hable "sobre la situación política" actual.

En el referéndum ilegal del 1 de octubre donde intervinieron miles de policías nacionales para impedir la votación, y 900 personas resultaron heridas por la represión policial, la mayoría de los catalanes que votaron, lo hicieron a favor de la secesión, aunque la mayoría de los residentes que quieren seguir dentro de España no acudió a las urnas.

La ley de organización del referéndum prevé que en caso de victoria y una vez proclamados los resultados, sea declarada la independencia en un plazo de 48 horas. La sesión legislativa no tiene otro tema en agenda y la oposición teme que allí el parlamento catalán adopte una declaración unilateral de independencia.

Rajoy dijo el sábado que no descartaría remover al gobierno catalán y llamar a nuevas elecciones locales si las autoridades declararan la independencia, además de suspender la condición autónoma de esa región.

Ayer tuiteó a favor de la marcha con el hashtag en catalán #Recuperem el seny (recuperemos la sensatez).

Fuente: El Cronista.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas