SEGUINOS

POSADAS

Beber mucha agua para evitar golpes de calor

Para evitar golpes de calor, deshidrataciones y patologías gastrointestinales, desde el Ministerio de Salud Pública recomiendan, principalmente, beber mucha agua. “A excepción de los bebés que deben tomar mucha teta, desde los niños pasando por los jóvenes y adultos mayores, tienen que estar bien hidratados”, explicó el subsecretario de Salud, Oscar Herrera Ahuad. Entre otras acciones, se aconseja no exponerse al sol en los horarios de 11 a 15, además de utilizar ropa holgada y gorros de ala ancha.

El sol y las actividades al aire libre tienen sus beneficios: contribuyen a la síntesis de la vitamina D y a la fijación del calcio en los huesos; sin embargo, ante las altas temperaturas y según el horario y tiempo de exposición tal práctica puede ser riesgosa, explicaron desde la Secretaría de Calidad de Vida de la Municipalidad de Posadas.


Parte de la energía solar que llega a la tierra está compuesta por invisibles rayos ultravioleta, cuando estos rayos penetran la piel ocasionan daño celular. Es así que la quemadura solar ocasiona  alteraciones  visibles que aparecen pocas horas después de la exposición al sol, y van desde el enrojecimiento, ardor y temperatura elevada, a ampollas en la piel, y hasta cuadros de deshidratación e insolación.


Entre los daños que ocasiona la luz ultravioleta, están  el daño celular transitorio y el permanente en otros casos, lo cual provoca la aparición de arrugas, manchas, o bien cáncer de piel. El riesgo es mayor en personas con pieles claras, niños y ancianos.


Debido a que se estima que durante los primeros dieciocho años de vida un individuo recibe el 80 % de la radiación solar que recibirá durante toda su vida, la protección solar debe comenzar muy tempranamente y continuar durante toda la vida. La protección solar en la infancia es una manera de prevenir el cáncer de piel en la adultez.


Por lo tanto, se recomienda evitar la exposición solar en horas del mediodía, entre las 10 y las 15; utilizar protector solar de amplio espectro (UVB- UVA) con factor de protección 15 o mayor, antes de exponerse al sol y renovar el mismo cada dos horas o luego de un baño o transpiración excesiva; utilizar sombreros con ala ancha, gorras con visera, sombrillas, y  preferir ropa de algodón; tomar abundante líquido, mantenerse en sombras y lugares frescos, si está al sol mojarse la cabeza y el cuerpo con frecuencia.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas